Consecuencias sociales de la discapacidad en primates no humanos

Por Lucía Jorge-Sales @luciajorgesales

by Nathan Wind CC Some rights reserved

by Nathan Wind CC Some rights reserved

La incapacidad física a largo plazo la podemos ver reflejada en muchos registros óseos de homínidos. Hay diversos ejemplos de individuos que consiguieron sobrevivir durante varios años a pesar de presentar algunos impedimentos físicos que en mayor o menor medida dificultaban sus actividades diarias. Pero, ¿conseguían sobrevivir por si solos o recibieron ayuda de otros individuos de su grupo? Esta pregunta plantea un interesante debate que puede llevarnos a pensar en conceptos como la empatía o el comportamiento altruista.

En muchas especies de animales, los individuos que presentan alguna discapacidad tienen menos posibilidades de reproducirse y suelen ser blanco fácil para los depredadores. Sin embargo, en algunas especies sociales como los primates no humanos, algunos individuos con discapacidad no solo sobreviven sino que son capaces de reproducirse. De manera que es posible que el contexto social juegue un papel importante en como una discapacidad puede afectar a un individuo. En este sentido, ¿Qué respuesta social se desencadena, en primates no humanos, a la presencia de un individuo con discapacidad? Algunos estudios con primates han demostrado que, sobre todo en los casos en los que nace una cría con discapacidad, tiene lugar un cuidado especial por parte de la madre. Este cuidado extra, por su parte, no se observa hacia aquellas crías que no presentan discapacidad. No obstante, se tienen pocas evidencias sobre la respuesta social, no maternal, a la discapacidad en primates adultos. Y dichos estudios han tenido resultados diversos: desde respuesta negativa, neutra a positiva.

En la Isla Awaji de Japón hay un grupo de Macacos Japoneses (Macaca fuscata) en semi libertad que viven cerca del centro de primates Awajishima Monkey Center (AMC). Este grupo de primates es particularmente especial. Presentan una alta tasa de malformación congénita de las extremidades, que está presente en la comunidad desde hace más de 40 años. Peculiaridad que hace que estos individuos sean una oportunidad óptima para poder llevar a cabo estudios no invasivos sobre los efectos de la discapacidad en la vida social. Así pues, un grupo de investigadores de University of Calgary, Concordia University y Osaka University han investigado el comportamiento social de estos macacos para intentar dar respuesta a dos preguntas. Por un lado, ¿Difiere el comportamiento social de las hembras adultas con discapacidad del que presentan el resto de hembras adultas? Y por otro lado, en caso de que esto sea así, ¿Estas diferencias desencadenan un trato diferente (positivo o negativo) por parte del resto de individuos?

by photos_mweber CC Some rights reserved

by photos_mweber CC Some rights reserved

Para responder a estas preguntas los investigadores recogieron datos sobre el comportamiento social de 200 macacos durante 3 años en los meses de nacimientos (mayo-agosto). Descubrieron evidencias claras de que el comportamiento social de las hembras que presentaban esta enfermedad congénita era diferente al de las hembras sanas. Eran menos sociales y el número de sus compañeros sociales era también menor. Esta flexibilidad conductual, sugieren los investigadores, puede ser debida al coste energético adicional que supone tener malformaciones en las extremidades. De manera que, las hembras con discapacidad podrían estar utilizando parte del tiempo que emplearían para socializar en ampliar su periodo de descanso.

En cuanto a la respuesta social de los sujetos del grupo hacia aquellas hembras con las malformaciones, los científicos afirman que en general no se da un trato preferente, ni tampoco negativo. Incluso a la hora de escoger compañeros sociales tampoco se ha evidenciado que los individuos con ausencia de la enfermedad elijan más a aquellos que tampoco presentan la malformación y viceversa.

Los autores saben que la muestra de su estudio y sus circunstancias son bastante peculiares. Puesto que, un número tan elevado de individuos con discapacidad no se da en libertad. No obstante este estudio abre una ventana al estudio de las capacidades de los primates no humanos con discapacidad y a otras evidencias como la ausencia de selección social contra la discapacidad o la empatía y altruismo en primates no humanos.

Artículo original:

Turner, S.E., Fedigan, L.M., Matthews, H.D., Nakamichi, M., 2014. Social consequences of disability in a nonhuman primate. Journal of Human Evolution 68, 47-57.

2 comentarios en “Consecuencias sociales de la discapacidad en primates no humanos

  1. Muy interesante, Lucía! ¿En qué especies de primates no humanos se ha visto este tipo cuidado de las madres a crías con discapacidad? ¿Y cuidados de grupo? ¿Tienes algún artículo sobre este tema en hominoideos?

    • Hola Iván!Es un tema súper interesante!
      Pues el cuidado hacia las crías ha sido observado en individuos de esta misma especie,que por lo que veo en las referencias son de la misma población.Y además hay otras referencias de macacos(rhesus y fascicularis), mono araña y prosimios entre otros. No me he leído más artículos, pero sin duda alguna voy a indagar más en este tema y a buscar algo en grandes primates.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s