En la boca del gorila – Encuentro con Jordi Galbany

Gorila de montaña por Hjalmar Gislason CC Some rights reserved

Gorila de montaña por Hjalmar Gislason CC Some rights reserved

Por Barbara Sansone @BarbaraSansone

El 9 de Abril 2014, SOS Primates organizó una conferencia en el Centro Excursionista de Cataluña con un barcelonés muy interesante, que desde hace unos años no tenemos la suerte de ver mucho por aquí. Se trata de Jordi Galbany. Licenciado en Biología y Doctor en Antropología Física, Jordi ha realizado sus estudios postdoctorales en los Estados Unidos, se ha especializado en ecología dental y ha trabajado con papiones en Kenya y con mandriles en Gabón. Desde octubre del 2013, la George Washington University lo ha enviado a Ruanda, donde estudia gorilas de montaña en la Diane Fossey Gorilla Fund.

En el mundo, queda un número extremadamente reducido de gorilas de montaña (Gorilla beringei beringei): menos de 900 individuos, distribuidos en 785 km2 en dos zonas, entre Uganda, Ruanda y la RD Congo. Probablemente todo el mundo conoce los científicos que los estudiaron en el pasado, como George Schaller y sobre todo Diane Fossey, que en el 1967 fundó el Karisoke Research Center. Fossey empezó a estudiar los gorilas de una forma novedosa, introduciendo la habituación y el reconocimiento individual. Actualmente, en la fundación que ella creó en 1978 después del asesinato de Digit, su gorila favorito, trabajan 150 personas, 95% de las cuales son locales. El mismo director del centro de investigación es ruandés y la prioridad máxima de la fundación es la conservación. 70 trabajadores de la plantilla suben diariamente a la montaña para destruir lazos y hacer un seguimiento de los 120 gorilas que viven en el área de conservación de Virunga.

Gorila de montaña por Ludovic Hirlimann CC Some rights reserved

Gorila de montaña por Ludovic Hirlimann CC Some rights reserved

Las principales amenazas que ponen en peligro la supervivencia de la especie son la elevada densidad humana, la inestabilidad política y la extensión de los cultivos que no les dejan vía de escape, pero sobretodo la caza, la pérdida del hábitat y las enfermedades, especialmente respiratorias. Éstas son una causa de muerte muy frecuente (22%) debida mayoritariamente a las visitas, ya que antes de visitar a los animales los turistas no tienen que hacer una cuarentena como los investigadores. Desgraciadamente, las visitas turísticas son una fuente de ingresos importante en un país económicamente en dificultad, y acaban teniendo la prioridad en todo.

Sin embargo, a pesar de las muchas amenazas, la población está viendo una tasa de crecimiento del 2% anual y en los últimos años ha estado cambiando la organización de sus grupos. Actualmente hay 10 grupos habituados dedicados al turismo y 10 a la investigación, con 135 animales seguidos diariamente. A parte de la conservación, la Diane Fossey Gorilla Fund también desarrolla programas de educación y formación, proyectos de acción directa sobre la población local (centro médicos, agua potable,…) y fomenta la participación de la gente local en las tareas de conservación.

foto-jordi-galbany-rwanda

Jordi Galbany realizando trabajo de campo con fotogrametría en Ruanda

Jordi Galbany está colaborando en dos líneas de investigación, ambas relacionadas con los tejidos duros (huesos, dientes): una con ejemplares vivos, otra post mortem. Estudiando los dientes, se puede descubrir una cantidad inimaginable de información, por ejemplo acerca del estado de salud, del estrés o de la dieta del ejemplar.

Además, el grupo de trabajo de Jordi se dedica a medir los animales por medio de la fotogrametría: mediciones realizadas a través de fotos para ver el patrón de crecimiento y compararlo con otras especies. Con especies más pequeñas como los macacos, se puede inducir el animal a caminar sobre una madera donde se haya pegado previamente una cinta métrica, pero este sistema es evidentemente inviable con los gorilas. En este caso hay que usar láseres paralelos y distanciómetros, una técnica que ya se usaba en el pasado para medir humanos, peces y animales difíciles de capturar y que ahora hay que adaptar a una distancia más corta.

Cada día, Jordi y su equipo entran en el parque y van a buscar gorilas guiados por rastreadores y, a veces, para encontrarlos tienen que caminar varios kilómetros. Los patrones de desarrollo y crecimiento todavía no son conocidos y son muy importantes para la conservación. Estos hallazgos permiten descubrir por ejemplo si los individuos que crecen menos son más débiles, tienen una tasa de mortalidad más alta o más incidencia de enfermedades. El proyecto ha empezado hace unos pocos meses y el objetivo es convertirlo en un estudio longitudinal que permita descubrir qué variables pueden afectar el crecimiento (tamaño, rango, salud, experiencia, dieta de la madre; edad del destete; muerte o abandono por parte de la madre; grado de endogamia, etcétera).

 Para los que se preocupan por el elevado riesgo de extinción al que se enfrenta el 48% de las especies de primates del mundo, conviene saber que en las selvas no sólo merodean cazadores furtivos y empresas irresponsables sino también personas dedicadas a la protección y a la conservación de estos fantásticos animales.

20140411_349

Jordi Galbany, durante sus clases de Primatología de Campo en el Postgrado de Primatología de la Fundació Universitat de Girona – Fundació Mona (por Sara Ortín).

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s