El anochecer del planeta primatológico

Dawn-of-the-Planet-of-the-Apes-WallpaperPor Sandra Ballesta – Unidad de Investigación de @FundacioMona

La nueva película de la franquicia del Planeta de los Simios ya es todo un éxito de taquilla y nosotros no podemos evitar preguntarnos si estamos delante de todo un culto a la primatología o de otra película de Hollywood más.

La película sigue la historia de un grupo de grandes simios modificados genéticamente que poseen unas capacidades cognitivas desarrolladas de manera extraordinaria. El mismo virus inoculado que potenció ese desarrollo, es el responsable de la muerte de gran parte de la población humana en la Tierra. Sólo unos pocos inmunes quedan en la ciudad de San Francisco, y lucharán para explotar los recursos de ese territorio (parece que los humanos no aprendemos), el mismo territorio donde habita la nueva superraza de monos.

¿Hay algún ápice de ciencia en esta película de acción? Sin duda ese no ha sido el punto fuerte del filme, y aunque suponemos que tampoco era lo que pretendía, no estaba de más empaparse un poco de conocimiento primatológico para no cometer errores fácilmente evitables.

el-amanecer-del-planeta-de-los-simiosNos encontramos con un sistema social totalmente irreconocible cuando vemos que más de doscientos chimpancés, orangutanes, bonobos y gorilas viven juntos; al parecer no hay competencia trófica alguna. Los nuevos chimpancés se muestran como monógamos, románticos y auténticos padrazos, cuando en la realidad ni siquiera existe certeza parental.

Aunque el virus sólo modifica los aspectos cognitivos, los simios muestran unos cambios físicos y morfológicos tan espectaculares como capacidad de hablar (de forma tenebrosamente gutural), bipedismo a tiempo completo, el domino de la monta a caballo, y llorar a lágrima viva. Estos cambios podrían ser fruto de algún tipo de evolución a velocidad vertiginosa, pero ¿por qué deberían evolucionar para parecerse más al Homo sapiens? La visión antropocentrista salpica todo el film.

Asimismo, parece que al adquirir estas nuevas habilidades han olvidado sus propias particularidades tan importantes como el grooming (el acicalamiento social que se utiliza para reforzar relaciones, estrechar lazos y reconciliarse), o la capacidad de las crías para agarrarse al pelo de las madres al ser transportadas. Y eso que el reflejo de prensión lo tenemos incluso los humanos.

Para que no digan que pecamos de minuciosidad, hemos de reconocer algunos aspectos bien tratados, como por ejemplo la marcada jerarquía y las formas de sumisión, así como también las coaliciones y las sublevaciones, que igualmente se producen en los grupos naturales de chimpancés. Además, podemos ver como cada uno de los personajes posee una personalidad distinta, y muy influenciada por las experiencias y el medio social donde se criaron. A modo de ejemplo, César, el macho alfa, muestra comprensión y confianza hacia los humanos (fue criado por ellos); en cambio Koba, que proviene de un laboratorio de experimentación, manifiesta ira y agresividad contra ellos.
Los grandes simios muestran personalidad, y otras tantas particularidades que sí se ven reflejadas en la película, como por ejemplo la teoría de la mente (capacidad de atribuir pensamientos e intenciones a otras personas) y la empatía que de ella se desprende.

Debemos felicitar al director y a los realizadores ya que el filme muestra una técnica impresionante y permite gozar de unos efectos visuales apabullantes. Además, no se utiliza ningún simio no humano real y todos son encarnados, soberbiamente, mediante métodos digitales.

A modo de conclusión, podemos decir que no es para nada una joya primatológica, ya que, aunque no esperábamos realismo en la película, si suponíamos cierta coherencia. Aún así, no se trata de otra película de Hollywood más, pues muestra una energía y amenidad capaz de hacerte olvidar de los descuidos mencionados y impregnarte con su trepidante acción y con, no menos importante, una reflexión posterior sobre las difusas líneas de la singularidad humana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s