¿Arte-terapia en primates no humanos?

Publicado originalmente en: #SciLogs de Investigación y Ciencia

Por: Dr. Miquel Llorente @miquelpaniscus

El elevadísimo número de primates en cautiverio es una realidad. Laboratorios, zoológicos, centros de recuperación y santuarios deberían velar por la salud y la calidad de vida de los animales que alojan. ¿Es quizá la arte-terapia una herramienta útil y eficaz para mejorar el bienestar animal?

chimpainting

La preocupación por el bienestar animal ha adquirido una especial relevancia en los últimos años. Tanto su evaluación como su mejora resultan fundamentales para el mantenimiento de especies en situaciones de cautiverio (Dantzer, 1989; Newberry, 1995). En el ámbito de los primates, y más específicamente en los grandes simios, velar y mantener una situación óptima de bienestar es si cabe más complejo que en otras especies de mamíferos. Su complejidad cognitiva (Tomasello, 2000), social (de Waal, 1993; Sugiyama, 1969), cultural (Wrangham, McGrew, de Waal, & Heltne, 1994), o comunicativa (Liebal & Call, 2012) convierte a los grandes simios en un grupo clave.

Art-therapy by Rowan El Shimi CC

Art-therapy by Rowan El Shimi CC

Más allá de las herramientas y procedimientos para la evaluación del bienestar, también deben tenerse en cuenta las aproximaciones terapéuticas a utilizar cuando las situaciones de bienestar no son las óptimas. En muchos casos además, se comienza a hablar del hecho de que los grandes simios podrían desarrollar trastornos psicopatológicos y otras alteraciones conductuales homólogas a las del ser humano (Kalin & Sheltona, 2003; Muñoz-Delgado, Santillán-Doherty, & Montis, 2009). Desde este punto de vista algunos autores proponen que las intervenciones terapéuticas a seguir en estos casos pueden basarse en los mismos procedimientos terapéuticos que en los humanos: psicofarmacología y psicoterapia, fundamentalmente (Brüne, Brüne-Cohrs, & McGrew, 2004).

Es en este último punto (psicoterapia) donde la intervención conductual sobre problemas o trastornos de comportamiento ha sido más desarrollada y aplicada con animales no humanos. En este sentido, la herramienta más utilizada ha sido el enriquecimiento ambiental, en cualquiera de sus tipologías: físico (Lukas, Hoff, & Maple, 2003), cognitivo (Clark, 2011), alimenticio (Campi, Llorente, Riba, Ferretti, & Yajeya, 2011; Duke & Llorente, 2011) o sensorial (Sauquet & Llorente, 2014), principalmente. El enriquecimiento ambiental tiene como objetivo incrementar la complejidad de estímulos a los que se enfrenta el individuo con el fin de fomentar ciertos comportamientos positivos (p.e. las interacciones sociales), o disminuir otros no deseables (p.e. la inactividad).

Proceso de arte-terapia en adultos, por Ranken Jordan CC

Proceso de arte-terapia en adultos, por Ranken Jordan CC

En humanos, el enriquecimiento sensorial ha sido utilizado para diversas tipologías de pacientes con trastornos como el autismo (Woo & Leon, 2013) donde se ha evidenciado su mayor eficacia en comparación con otro tipo de terapias. Igualmente, su utilización ha sido extensa en otras áreas como los abusos sexuales (Brooke, 1995), trastornos psicóticos (Killick & Schaverien, 2013), maltrato infantil (Malchiodi, 1997) o trastornos por estrés post-traumático (Chapman, Morabito, Ladakakos, Schreier, & Knudson, 2001), entre otros. Este tipo de aproximación terapéutica considera importante que el individuo pueda interaccionar y conectar sus emociones y sentimientos con su medio ambiente externo a través de la expresión artística. Mediante la estimulación de la creatividad intrínseca a cada sujeto el objetivo es conseguir un proceso terapéutico y obtener cambios significativos y positivos en el bienestar y la calidad de vida de los pacientes.

Chimp Art at Zoo Liberec by Sam Beckwith

Chimp Art at Zoo Liberec by Sam Beckwith

Este tipo de terapéuticas artísticas ha sido poco desarrollado con animales. Aunque diversos autores en el ámbito de la primatología sí que han estado interesados por el proceso artístico y por el análisis de las producciones gráficas de diversas especies de grandes simios (Jerabkova & Vancatova, 2000; Vancatova, 2003), nunca se ha ido más allá del análisis y evaluación de la estandarización de las obras gráficas de los animales (Smith, 1973), su comparación con el dibujo infantil (Zeller, 2007) o su consideración como posible precursor de la capacidad estética humana (Bleakney, 1970; Morris, 1962) . Desde este enfoque, el principal objetivo ha sido evaluar las representaciones simbólicas, la percepción de formas y colores, y la teorización acerca de la estética, más que su potencial aplicación como método terapéutico y de mejora del bienestar animal.

Por tanto, queda abierto todo un ámbito de trabajo para poder valorar y evidenciar empíricamente la posibilidad de que la producción pictórica pueda resultar, también, beneficiosa en animales con problemas de comportamiento u otro tipo de dificultades. Pero, ¿Por qué todavía a día de hoy las investigaciones en esta área han sido tan escasas?

Dibujo de uno de los chimpancés de Fundación Mona

Dibujo de uno de los chimpancés de Fundación Mona

En algunos trabajos pilotos en el Centro de Recuperación de Primates de la Fundación Mona (Girona), los resultados apuntan en esta dirección. Aunque con datos aún en fase publicación (d’Amore et al., en prep)., la producción artística – como método de enriquecimiento sensorial – produce mejoras significativas en chimpancés con un historial de maltrato y que se encuentran actualmente en proceso de rehabilitación y resocialización. Estas mejoras se revelan principalmente en el incremento de comportamientos positivos indicadores de bienestar, y en la reducción de conductas no deseables, tanto durante la realización de los dibujos, como unas horas después. Las similitudes encontradas en la arte-terapia entre humanos y no humanos deberían fomentar la evaluación empírica y utilización de este tipo de aproximaciones terapéuticas en animales no humanos. Un mayor conocimiento sobre las “bondades” terapéuticas de la expresión artística nos puede ayudar a potenciar la salud mental y la calidad de vida de animales cautivos, pero también a comprender mejor cuál es su percepción sobre el mundo que les rodea y por tanto de qué manera pudo evolucionar este tipo de capacidades cognitivas en nuestra especie.

Bleakney, J. (1970). A possible evolutionary basis for aesthetic appreciation in men and apes. Evolution, 24, 477-479.
Brooke, S. L. (1995). Art therapy: An approach to working with sexual abuse survivors. The Arts in Psychotherapy, 22(5), 447-466.
Brüne, M., Brüne-Cohrs, U., & McGrew, W. C. (2004). Psychiatric treatment for Great Apes? Science, 306, 2039.
Campi, A., Llorente, M., Riba, D., Ferretti, J., & Yajeya, E. (2011). Enrichment, tool use and influences on behavioural pattern: chimpanzees (Pan troglodytes) vs Macaques (Macaca sylvanus). Folia Primatologica, 82, 321-402.
Clark, F. E. (2011). Great ape cognition and captive care: Can cognitive challenges enhance well-being? Applied Animal Behaviour Science, 135(1), 1-12.
Chapman, L., Morabito, D., Ladakakos, C., Schreier, H., & Knudson, M. M. (2001). The Effectiveness of Art Therapy Interventions in Reducing Post Traumatic Stress Disorder (PTSD) Symptoms in Pediatric Trauma Patients. Art Therapy, 18(2), 100-104.
Dantzer, R. (1989). Assessment of psychological well-being in animals: lessons from farm studies. American Journal of Primatology, Supplement 1, 5-7.
de Waal, F. B. M. (1993). La política de los chimpancés. El poder y el sexo entre los simios. (P. Teixidor, Trans.). Madrid: Alianza Editorial.
Duke, C. A., & Llorente, M. (2011). Use of inanimate novel enrichment with familiar/non-familar & conspecifics/humans stimulation among a group of captive chimpanzees. Folia Primatologica, 82, 321-402.
Jerabkova, Z., & Vancatova, M. (2000). The ape’s picture-making activity: New data, new ape painters. ADVANCES IN ETHOLOGY, (35), 42.
Kalin, N. H., & Sheltona, S. E. (2003). Nonhuman primate models to study anxiety, emotion regulation, and psychopathology. Annals of the New York Academy of Sciences, 1008(1), 189-200.
Killick, K., & Schaverien, J. (2013). Art, Psychotherapy and Psychosis: Taylor & Francis.
Liebal, K., & Call, J. (2012). The origins of non-human primates’ manual gestures. Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences, 367(1585), 118-128.
Lukas, K. E., Hoff, M. P., & Maple, T. L. (2003). Gorilla behavior in response to systematic alternation between zoo enclosures. Applied Animal Behaviour Science, 81, 367-386.
Malchiodi, C. A. (1997). Breaking the Silence: Art Therapy with Children from Violent Homes: Brunner/Mazel.
Morris, D. (1962). The Biology of Art: A Study of the Picture-making Behaviour of the Great Apes and Its Relationship to Human Art: Knopf.
Muñoz-Delgado, J., Santillán-Doherty, A. M., & Montis, I. A. d. (2009). ¿Trastorno de la conducta y psicopatología en primates no-humanos? Una propuesta. Actas Españolas de Psiquiatría, 37(3), 166-173.
Newberry, R. C. (1995). Environmental enrichment: Increasing the biological relevance of captive environments. Applied Animal Behaviour Science, 44, 229-243.
Sauquet, T., & Llorente, M. (2014). Do Chimpanzees Like Videos and Music? Sensorial Stimulation and Its Impact on the Welfare of Chimpanzees at the Fundacio Mona (Girona, Spain). Folia Primatologica, 85(1), 55-55.
Smith, D. A. (1973). Systematic study of chimpanzee drawing. J Comp Physiol Psychol, 82(3), 406-414.
Sugiyama, Y. (1969). Social behavior of chimpanzees of Budongo Forest, Uganda. Primates, 10, 197-225.
Tomasello, M. (2000). Primate Cognition: Introduction to the issue. Cognitive Science, 24(3), 351-361.
Vancatova, M. (2003). A comparative study of the picture-making activity of three ape species: Pan troglodytes, Gorilla gorilla and Pongo pygmaeus. FOLIA PRIMATOLOGICA, 74(4), 226.
Woo, C. C., & Leon, M. (2013). Environmental enrichment as an effective treatment for autism: A randomized controlled trial. Behavioral Neuroscience, 127(4), 487-497.
Wrangham, R. W., McGrew, W. C., de Waal, F. B. M., & Heltne, P. G. (Eds.). (1994). Chimpanzee cultures. Cambridge, MA: Harvard University Press.
Zeller, A. (2007). ‘What’s in a picture?’ A comparison of drawings by apes and children, Semiotica (Vol. 2007, pp. 181).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s