¿La edad nos vuelve inflexibles?

Por Natàlia Barbarroja, alumna Máster en Primatologia Universitat de Girona · Fundació Mona, promoción 2014-16

La habilidad de suprimir o cambiar el comportamiento en base a un feedback negativo es esencial para adaptarse a un ambiente cambiante. Esta habilidad se conoce como flexibilidad cognitiva. En humanos, la edad afecta negativamente a la flexibilidad cognitiva, pero ¿afecta de igual manera al resto de primates?

 

Aunque numerosos estudios han analizado la flexibilidad cognitiva en primates no humanos, sólo unos pocos estudios han investigado los déficits cognitivos relacionados con la edad, y los resultados son muy variables. Una posible explicación podria ser que la relación entre la edad y la flexibilidad cognitiva no fuera linear.

De todos es bien sabido que cuando nos hacemos mayores perseveramos en acciones que no nos ofrecen el resultado esperado. ¿Compartimos esta perseverancia con nuestro parientes primates?

 

Fig. 1. Bongo en estado infantil y juvenil (http://fundacionmona.org/)

Fig. 1. Bongo en estado infantil y juvenil (http://fundacionmona.org/)

Hace tan sólo unos meses se publicó un artículo de Héctor Marín Manrique junto con Josep Call donde se pretendía resolver esta cuestión. Los autores desarrollaron una tarea reversible que consistía en una caja rectangular de polimetilmetacrilato transparente con una uva como recompensa dentro. Dicha caja se situó delante de la valla de la jaula y los sujetos tenian que deslizar el mango central hacia un lado hasta alcanzar la ventana por la que podrían sacar la recompensa.

Para tal estudio participaron 25 chimpancés, 8 bonobos, 3 gorilas y 7 orangutanes del Wolfgang Köhler Primate Research Center en el Zoo de Leipzig. Consistía en un grupo de 11 machos y 32 hembras de edades comprendidas entre los 5 y los 48 años.

Los mitad de los sujetos fueron entrenados para mover el mango hacia una dirección (por ejemplo, derecha) y la otra mitad hacia la dirección contraria (por ejemplo, lado izquierdo). Este entrenamiento se conseguía gracias a un mecanismo de bloqueo que no permitía que se sacara la recompensa por ambos lados. Dicho mecanismo se situaba detrás de la superfície pintada de negro, de tal manera que los simios no lo vieran. Una vez entrenados, se pasaba a hacer el test, donde tenían que desplazar el mango hacia la dirección opuesta respecto al entrenamiento para obtener la recompensa.

Fig. 2. Caja vista desde la perspectiva de los simios.

Fig. 2. Caja vista desde la perspectiva de los simios.

Como era de esperar por los resultados en humanos, se encontró una relación entre los errores pre-solución y la edad: el número de errores durante la fase de test fue particularmente alto en los individuos más jóvenes y los más viejos. Por lo tanto, la edad predice las respuestas perseverantes. La respuesta perseverante observada parece ser debida a la incapacidad de parar la respuesta premiada previamente, más que a la inhabilidad de producir nuevos comportamientos alternativos.

Los diferentes tipos de flexibilidad cognitiva dependen de las subregiones del córtex prefrontal involucradas, según estudios anteriores de diversos autores. Parece ser que la maduración de la corteza prefrontral en primates humanos y no humanos sigue un patrón similar. La maduración del lóbulo frontal en humanos progresa de atrás hacia delante, empezando en la corteza primaria motora y acabando en la corteza prefrontal, que no alcanzaria la madurez hacia una edad adulta. Por este motivo, los adolescentes no realizarian las tareas del córtex prefrontal tan bien como los adultos.

Esperaremos entonces que se realizen más estudios donde se incluyan sujetos de todas las edades para definir con exactitud la edad donde empieza el declibe cognitivo en los grandes simios.

Artículo original: Age-dependent cognitive inflexibility in great apes. Héctor Marín Manrique, Josep Call. Animal Behaviour 102 (2015) 1-6.

Un comentario en “¿La edad nos vuelve inflexibles?

  1. Pingback: ¿La edad nos vuelve inflexibles?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s