Nuestros estudiantes por el mundo: Rut y Cecilia (Mogalakwena, Sudáfrica)

DSC_0331

Somos Cecilia Coro y Rut Goñi, biólogas y actualmente estudiantes del Máster en Primatología de la Fundació Universitat de Girona y Fundació Mona. En este momento estamos realizando una estancia de tres meses en la reserva de Mogalakwena, Sudáfrica, para trabajar en nuestra tesis de fin de máster.

Es una reserva privada, dedicada entre otras cosas a la investigación y estudio de las especies que aquí habitan, además de preocuparse por temas de antropología, arte, cultura y emprendimiento social involucrando a la población local. Aquí convivimos cientos de especies en un espacio de unas 4000ha en un hábitat de savana, entre las que se encuentran babuinos, gálagos y vervets.

DSC_0160

Nuestro proyecto está centrado en el estudio de la ecología, patrones alimenticios y comportamiento social de monos verdes o vervets, Chlorocebus aethiops. De las numerosas tropas únicamente una está “semi-habituada” a la presencia del investigador.

Los días aquí empiezan antes de salir el sol. Alrededor de las 5 de la mañana suenan casi todas las alarmas de los estudiantes del campamento y media hora más tarde estamos listas para caminar. A pesar del madrugón, pensamos en positivo: veremos todos los amaneceres y atardeceres de África durante tres meses.

Si nuestro día será bueno o malo lo deciden ellos: los monos. Con suerte permanecen en el lugar donde los dejamos el día anterior, lo que nos permite seguirlos todo lo que podamos. Si no, debemos adentrarnos en la reserva e intentar seguir otro tipo de pistas: huellas, sonidos, restos de comida… No es tan fácil como parece: son capaces de moverse con la luz de la luna, o de permanecer escondidos e inmóviles cuando pasamos cerca.

DSC_0133

DSC_0220

La ventaja de estos primates es que suelen dormir cerca del río, compartiendo espacio con gran cantidad de animales como cocodrilos, lagartos, antílopes, suricatos… Siempre debemos estar alerta (no será la primera vez que casi pisamos a una pitón). Incluso los arbustos nos lo ponen difícil con su infinidad de pinchos y frondosidad.

Con nosotras, además de radio en caso de emergencia, nos llevamos 5 litros de agua. El verano en África es lo más duro. A partir de las 8 de la mañana lo único que deseamos es que los monos se muevan a un lugar con sombra, pero no suelen pensar mucho en nosotras. Volvemos a comer al campamento ya que hasta las 3 de la tarde se hace casi imposible estar fuera. Es entonces cuando volvemos a salir y tratamos de esperar con ellos hasta que anochece.

DSC_0148

No tenemos grandes comodidades: el agua es limitada y muchas veces no funciona, no existe ningún lugar en la reserva con aire acondicionado, las neveras se estropean constantemente por el calor y en las habitaciones convivimos con unos cuantos mosquitos, arañas y escarabajos. Pero todo esto merece la pena: cada día es una nueva aventura. Siempre aparecen nuevos animales, comportamientos inesperados de nuestros monos que siempre nos sacan una sonrisa, o incluso comprobar como las crías de vervet crecen a lo largo de estos meses.

Queremos aprovechar para animar a aquellos que quieran realizar estudios en libertad a lanzarse a la piscina y disfrutar, día a día, de esta increíble experiencia.

PD: Mamá estamos bien.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s