Conoce a «Brachyteles arachnoides»

Por Mirta Agustí, alumna del Máster en Primatología UdG · Promoción 2015-2016

Crédito: Leonardo Desordi Lobo (Creative Commons License)

Su nombre común es Mono araña muriqui o mono araña lanudo del sur.

Inglés – Southern Muriqui, Southern Woolly Spider Monkey, Woolly Spider Monkey, Muriqui;

Francés – Eroïde, Atèle Arachnoïde, Singe-araignée Laineux.

Existen dos subespecies de Brachyteles diferenciadas: Archnoides (muriqui del sur) e Hypoxanthus (muriqui del norte). Su zona de distribución se encuentra en el sureste de Brasil, recorriendo la costa de la Sierra del Mar, pasando por los estados de Rio de Janeiro, Sao Paulo y NE Paraná, y delimitada por el norte con la Sierra de Mantequeira y los ríos de Paraíba y Paraíba del sur. Su habitat comprende zonas submontañosas y montañosas del Bosque Atlántico costero del Brasil. Se encuentra en altitudes de 40 hasta 1500 metros por encima del nivel del mar.

El muriqui es el primate más grande de América del Sur. Colgados de sus brazos miden alrededor de 1,5 metros de altura. Existen pequeñas diferencias entre sexos. El tamaño de los caninos es un poco más largo en los machos. El color del pelaje es beige o grisáceo-dorado predominantemente con manchas claras u oscuras de color marrón excepto en la cara. Los machos pueden presentar un matiz más amarillo-dorado. El color del pelaje varía en función de la región que habiten. Tienen una pigmentación negra en la cara, palmas y zona plantar. Se distinguen de la despigmentación de la cara en adultos propia de la subespecie Hypoxanthus. Poseen unos vientres prominentes debido a sus largas digestiones. Largas extremidades superiores con metacarpos en forma de garra con un pulgar casi inexistente. Larga cola prensil que permite una gran agilidad entre los árboles. El extremo de su cola está dotada de sentido táctil. Los genitales son llamativos. Un sobresaliente escroto y grandes testículos en los machos, y un abultado y alargado clítoris con pelo rojizo en las hembras.

Southern-muriqui-tail-gripping-branchSu actividad es diurna y pasan la mayor parte de su tiempo en los árboles. Dedican poco tiempo a moverse por el suelo, solo para beber e ingerir algún mineral del suelo. Su dieta es estacional y consiste predominantemente en frutos, aunque también en hojas, flores y semillas de distintas clases. Son herbívoros pero pueden ingerir insectos que se encuentren em los frutos. Ocasionalmente ingieren corteza de los árboles, ramas y otros minerales del suelo. Se alimentan principalmente en la horca de las ramas y a menudo con ayuda de su cola prensil. El tiempo dedicado a su alimentación varía en función del año. Durante los meses húmedos y fríos del invierno austral (junio-julio) son más activos por la mañana y con frecuencia pueden dedicarse a buscar alimento también por la tarde debido a la abundancia de frutos en esta época. Este comportamiento se reduce en verano sobre todo durante las horas de más calor del mediodía. Se dividen en subgrupos (de 2 a 42 individuos) en algunos momentos del año para buscar alimentos.

Pueden acampar cuando encuentran una zona óptima de alimento donde pueden permanecer durante 2 o más días. Se trasladan habitualmente en línea, uno detrás del otro, para evitar caídas por lo que el primero va probando las ramas a las que agarrarse. Su zona de actividad abarca unas 340 ha. En ocasiones pueden llegar a cruzar su zona de actividad en un solo día. La actividad diaria varía entre machos y hembras probablemente por el requerimiento nutricional para la reproducción. Realizan llamadas de alarma cuando perciben peligro o se sienten intimidados. Sus depredadores naturales son jaguares, ocelotes y águilas harpías.

Credito: Miguel Rangel (Creative Commons License)

Credito: Miguel Rangel (Creative Commons License)

Conviven en grupos multimacho-multihembra de entre 5 y 25 individuos. No son territoriales y los machos a menudo cooperan entre ellos. Se producen pocos comportamientos de agresividad y existe gran nivel de tolerancia entre ellos. No existen evidencia de acicalamiento entre los individuos. En sus primos hermanos (hypoxanthus) es común abrazarse y entrelazarse los unos con los otros, no tan común en los Brachyteles. La hembras ejercen control en las interacciones sociales probablemente por la similitud del tamaño con los machos. Las hembras son las que eligen a menudo sus compañeros de apareamiento así como el grupo de machos al que unirse una vez se separa de su grupo primario. Existe poca competencia entre machos para el apareamiento y el cortejo es pasivo. Tanto machos como hembras tienen múltiples parejas de apareamiento. La reproducción es estacional. Los apareamientos se dan en épocas de lluvias (octubre- noviembre) y los nacimientos con mayor frecuencia en las épocas secas (mayo-junio). El ciclo reproductor es de 21 días y la gestación tiene una duración de 216 días. Las hembras tienden a dar a luz a una sola cría. El cuidado de las crías corre a cargo de las hembras. El destete se produce entre los 18 y 24 meses de edad. Machos y hembras permanecen con su grupo natal hasta la pubertad (5-7 años). Su esperanza de vida en libertad no está documentada.

Especie declarada En Peligro en la Lista Roja de la UICN. Existen publicaciones donde consta En Peligro desde 1982. La población actual estimada es de menos de un millar aproximadamente. La población más grande se encuentra en las reservas del Parque Estatal Carlos Botelho (Sao Paulo) con una población menor a 500 individuos. Existe una gran deforestación, destrucción y fragmentación de su hábitat situada en una zona muy poblada e industrializada. Las principales amenazas son las plantaciones de madera, la agricultura comercial, la cría de ganado, la expansión urbana y la caza del muriqui como deporte o alimento para la gente de la región. Existen otras amenazas como el cultivo ilegal de palma y la minería en zonas protegidas. Existen algunos centros de investigación y programas para la conservación de la especie como el “Programa Muriqui” (investiga la población del Parque Nacional Serra dos Organos), Asociación Pro-Muriqui (establecida en el Parque Estatal Carlos Botelho) y la creación del Comité para la Conservación y Gestión del Muriqui.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s