Nuestros estudiantes por el mundo: Ione Arbilla (Chiapas, México)

Por Ione Arbilla, alumna del Máster en Primatología UdG-Fundació Mona, convocatoria 2014-16

DSCN2319

Los monos aulladores o saraguatos son unos primates platirrinos que viven en las selvas tropicales del continente americano. Existen diferentes especies pero sólo una de ellas habita exclusivamente en Centroamérica y es totalmente negra. Se trata de una especie en peligro de extinción, amenazada sobre todo por la caza y la destrucción de su hábitat. Hablamos, efectivamente, de los monos aulladores negros de Centroamérica o los Alouatta pigra. Y hace seis meses tuve la suerte de trasladarme a Chiapas y de estudiarlos para realizar la tesis del Master de Primatología de la Universitat de Girona y la Fundació Mona.

 DSCN0824 (1)

Durante mi estancia me he alojado en las oficinas de la CONANP  (Comisión Nacional de las Áreas Protegidas Naturales de México). Está organización se dedica desde hace más de 15 años al cuidado y desarrollo sostenible de las comunidades indígenas asentadas en su entorno mediante la creación de Áreas Naturales Protegidas y otras modalidades de conservación. La sede, en mi caso, se encontraba en Agua Azul, una pequeña ranchería en el norte de Chiapas famosa por tener vistas a unas cascadas de un color turquesa muy intenso. Ciertamente, fue una suerte que me acogieran tan bien. Las instalaciones eran sencillas pero todos los compañeros hicieron que me sintiera como en casa.

 DSC_0307

La tesis está enfocada a estudiar la ecología trófica y la dieta de una población de 6 aulladores que habitan un parche de selva localizado cerca de una comunidad indígena. La zona nunca antes había sido estudiada porque fue colonizada por los monos hace sólo unos años, lo que hace aún más interesante este estudio. El  objetivo a largo plazo consiste en identificar la dieta de los individuos para así poder reforestar las zonas sin vegetación con especies de árboles consumidas por los monos. De este modo se fomenta la presencia de éstos a la vez que se ayuda a conservar su hábitat.

 DSCN0039

Trabajar con primates en libertad ha sido una experiencia increíble. Al fin y al cabo estás investigando en un entorno al que muy poca gente accede: la selva tropical. En Europa no estamos acostumbrados a entornos naturales tan sobrecogedores y conservados.

La toma de datos comienza muy pronto por la mañana y puede ser muy duro al comienzo. Sobre todo porque es necesario adaptarse a los horarios y costumbres de una especie con necesidades que obviamente no son las propias. Así, madrugar, caminar muchas horas y mirar constantemente hacia arriba, comienzan a ser parte de la rutina diaria. Y hay que tener en cuenta que en el caso de Alouatta pigra, su coloración completamente negra y su limitado nivel de actividad hace que a veces encontrarlos sea todo un desafío.

DSC_0561

En realidad, se parece a buscar una aguja en un pajar, solo que en este caso la aguja es de color paja también. O a un libro enorme de «Donde está Wally», solo que en esta versión no puedes mirar las soluciones. Lo más importante es no desesperarse, con paciencia y ánimo casi siempre acababan apareciendo.

DSC_0315

La parte buena es que durante las horas de registro además de monos puedes ver árboles altísimos, plantas que nunca antes has visto, y tienes visitas de mariposas enormes, murciélagos y colibríes de mil colores. La parte no tan buena son los mosquitos, que te asedian durante las largas siestas de los monos. De este modo, el repelente se convierte en un gran amigo que hay que intentar no dejarse en casa.

Una de las cosas más gratificantes ha sido que, conforme pasaban los meses, se notaba que poco a poco los individuos se acostumbraban a mi presencia: ya no aullaban, cada vez se acercaban más y finalmente me toleraban como si fuera un elemento más de la selva. Y eso es el mayor aprecio que puedes recibir después de tantas horas de observación. ¡Por fin eres uno más!

DSC_0386

Pero sin duda lo más emocionante sucedió hace un mes cuando de repente descubrimos que había un nuevo miembro en el grupo. Una clara señal de que la población mira hacia el futuro con esperanza.

 ¿Qué más se puede pedir?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s