¿En qué se diferencian el Tití leon Dorado y el Tití león Negro?

¿En qué se diferencian el Tití león Dorado y el Tití león Negro?

titi-leon-negro

Leontopithecus chrysopygus

titi-leon-dorado

Leontopithecus rosalia

 

 

 

 

 

 

 

 

Sí, su segundo apellido es distinto y sí, su color viene en referencia a ello. Pero, ¿Por qué existen dos especies iguales pero de diferente color?

A pesar de que las dos especies sólo se diferencian por un nucleótido de su ADN mitocondrial, su pelaje les hace completamente distintos. Después de barajar hipótesis en relación a su diferencia principal a partir de la teoría metacromática de Hershkovitz (1977), podría deberse a la alopatría causada por los flujos climáticos producidos en la época cuaternaria. Estos dos grupos de individuos derivados de una misma especie, aislados y sobreviviendo en dos ambientes diferentes, originaron por un lado a los Golden lion tamarin ( Leontopithecus rosalia) y, por el otro lado, a los Black lion tamarin (Leontopithecus chrysopygus).

Además de estas dos especies, existen dos más en el género Leontopithecus:

leontopithecus-chrysomelas

Leontopithecus chrysomelas

leontopithecus-caissara-horiz

Leontopithecus caissara

 

 

 

 

 

 

 

 

Los titís león de cabeza dorada (Leontopithecus chrysomelas), son la especie más separada geográficamente y genéticamente respecto a las otras tres, siendo la primera especie que se quedó aislada por la fragmentación del medio (Kinzey, 1982).

Cada una de las cuatro especies, vive de manera aislada entorno la selva Atlántica de Brasil y ninguna se salva de estar en peligro de extinción, siendo el mayor perjudicado el tití león de cara negra (Leontopithecus caissara), estando en peligro crítico de extinción. Su mayor riesgo es la destrucción que padecen sus bosques a causa de la desforestación por plantación e incendios.

Referencias:

  • Perez-Sweeney, B., Padua, C., Saddy Martins, C. y Melnick, D.J. (Febrero 2008). Examination of the taxonomy and diversification of Leontopithecus using the Mitochondrial Control Region. International Journal of Primatology, 29 (1), 245-263.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s