Conoce a un primatólogo: Volker Sommer

 

Autor prolífico y polifacético, Volker Sommer es profesor de Antropología Evolutiva en la University College London (UCL), miembro del Grupo Especialista de Primates de la IUCN y del Consejo Científico de la Giodano­- Bruno-Foundation. Paralelamente a sus investigaciones sobre evolución de la conducta social y sexual, cognición y rituales, es un experto en conservación de la biodiversidad y en derechos de los animales. Al mismo dirige y desarrolla estudios de campo longitudinales entre pequeños y grandes simios en los bosques tropicales de Asia y África.

Volker Sommer

Volker Sommer

1- Volker Sommer, ¿dónde transcurrió su infancia?

 Nací y crecí en una comunidad de pequeños granjeros emplazada en el linde un gran bosque en Alemania central, el Reinhard. Lo cierto es que nunca sentí un especial interés por los animales domésticos o mascotas, a los que llegué a considerar demasiado mansos. Por el contrario, me atraían los animales salvajes, y dado que la caza había llevado a la extinción a osos y lobos hacía 150 años, aquéllos no eran otros que las mariposas y hormigas de la zona, ante quienes quedé fascinado por la complejidad de su vida social. Cientociencuenta años atrás los Hermanos Grimm visitaron la zona de Reinhard, a fin de documentarse y recoger información para su famosa colección de Cuentos de Hadas (mis propios antepasados participaron en ello), cuentos en los que no olvidemos los animales hablan, guardan secretos, albergan deseos y sueños. Ello venía como anillo al dedo para mi mente infantil e inocente: creé una religión convencido de que la vida salvaje era capaz de comunicarse conmigo tras la realización de oraciones y rituales. Pronto, insectos, ranas y búhos me suplicarían que les salvara ante la desaparición de los bosques y el inexorable avance del asfalto. De hecho, muchos y hermosos animales literalmente desaparacieron de un verano para otro, como osos y lobos. Mi panteísmo infantil estaba presagiando mi posterior compromiso con el conservacionismo y activismo por los derechos de los animales.

2- Su preparación académica multidisciplinar abarca áreas como la Biología, Química, Teología y Antropología.

 Efectivamente, finalmente mis intereses de la infancia me dirigieron hacia los estudios de Biología y Química en la ciudad universitaria de Gottinger. Lo cierto es que a los veinte años era un hombre bastante religioso, practicante de lo que podríamos denominar cristianismo hippy basado en la autodeterminación, la justicia social y la paz con la naturaleza: de ahí que mis estudios universitarios en Teología protestante complementaran mi interés por la Biología. Me convertí en un activista del ala izquierda, en un firme protestante contrario al militarismo de la OTAN y al poder nuclear; partidario de las energías renovables, del establecimiento de reservas naturales y de los derechos por la libertad sexual. Iniciativas y manifestaciones que con el tiempo llevarían a la creación de un nuevo partido en el paisaje parlamentario de la Alemania occidental, los Verdes. Sin duda, mis intereses políticos y biológicos iban de la mano.

3- Cuál es la razón de su interés específico por la Primatología?

 Fue algo accidental, simplemente debido a que mi profesor universitario más inspirador -Christian Vogel- resultó ser antropólogo y primatólogo. De hecho, si hubiera sido entomólogo lo más probable es que yo hubiera continuado centrándome en las mariposas. Pero gracias a él, mi afición temprana por los animales salvajes encontró una inesperada prolongación cuando dejé mi pequeño mundo en Alemania central y me dirigí a India, para recoger datos para mi PhD.

4- Sus primeros estudios de campo se centraron en langures en India. Más tarde se trasladó a Thailandia con el propósito de estudiar gibones: y finalmente, a Nigeria. ¿Podría hablarnos sobre la investigación y la vida en estos países?

 Mi carrera como investigador de campo ha transcurrido a través de tres periodos principales. En primer lugar, desde 1981 y durante tres años me dediqué al estudio de langures en el Gran Desierto Indio. Posteriormente, entre 1989 y 1990 me centré en la observación de gibones en los bosques tropicales primarios de Thailandia, en el Parque Nacional de Khao Yai. Finalmente, en 1999 comencé una nueva etapa al concentrarme en los chimpancés del Parque Nacional de Gashaka Gumti de Nigeria, donde pasé casi cinco años. En general, podría decirse que mi trabajo de campo se ha desarrollado a la vieja usanza, con largos periodos investigando solo y en lugares lejanos..lo cual me vino facilitado por una infancia desarrollada en un ambiente muy sencillo..

En India viví en un templo hinduista a las afueras de la ciudad de Jodhpur, donde llegué a dirigir rituales a la diosa Shiva. Allí vivían monos sagrados a los que la gente acostumbraba a dar de comer, por lo que incluso podía sentarme a su lado. Se trataba de un paisaje abierto y árido, en el que las estrategias reproductivas y sexuales eran mi principal sujeto de investigación -incluido el infanticidio por parte de los macho-.                                                       En Thailandia, la estructura social de los gibones y las relaciones entre vecinos fueron mis principales temas de interés. Pero en Nigeria fundé lo que acabaría convirtiéndose en uno de los proyectos de investigación y conservación más completos en África occidental: lo que empezó siendo un par de tiendas en medio del bosque ha acabado transformándose en una moderna estación de investigación. Pero los chimpancés continúan siendo difíciles de encontrar, por lo que una parte importante de la investigación es indirecta, basada en vocalizaciones, muestras fecales y herramientas.

5- ¿Qué le llevó a fundar Gashaka Primate Project en Nigeria, en el año 2000?

 Como sabes, los biotopos en los que sobreviven los primates están sometidos a una intensa presión debida a influencias antropogénicas -conversión en campos de agricultura, pastos para el ganado, tala o caza-. Quise comenzar un proyecto allí donde estas presiones fueses todavía tenues, por lo que seleccioné un área muy remota, con carreteras no permanentes y sin grandes ciudades próximas. Por ello, las tierras altas del NE de Nigeria parecían una buena elección, además de albergar la población de chimpancés más numerosa de la subespecie más rara y en peligro de extinción. Con el bagaje de mis experiencias en países tropicales y subtropicales, nunca jugué con la ilusión de que la destrucción no llegaría a este lugar, por lo que trabajé con el servicio de Parques Nacionales, ONGs y científicos de todo el mundo con la esperanza de retrasar lo inevitable.

6- ¿Qué aconsejaría a quien tenga en mente iniciar un nuevo proyecto de conservación?

 Evidentemente es muy importante contar con amigos y con donantes que confíen en ti, porque sin duda uno de los principales problemas lo constituyen los gastos diarios ligados a las infraestructuras propias de una estación de campo: habitualmente las grandes organizaciones son muy selectivas con los desembolsos que realizan, por lo que tienden a apoyar únicamente proyectos a corto plazo. Los comienzos siempre son difíciles, pero una vez el proyecto es conocido con toda seguridad resulta más fácil la obtención de fondos. En el caso concreto de Gashaka, tuvimos la suerte de contar con un equipo multidisciplinar internacional de voluntarios, estudiantes e investigadores, lo cual ayudó a crear sinergias colaterales muy productivas.

7- ¿Cuál es su opinión sobre el futuro de Gashaka Project, en Nigeria?

 Actualmente trabajo en colaboración con el zoo de Chester, ya que considero que un proyecto de tal envergadura debe tener una continuación a largo plazo, y no recaer toda la responsabilidad en una sola persona (en este caso yo mismo). Desgraciadamente las condiciones locales en Nigeria no han mejorado, sino que por el contrario han aumentado la deforestación, la caza ilegal, han florecido carreteras, minas… En los últimos quince años, han desaparecido poblaciones de perros salvajes, leones, hienas, elefantes…

8- Sus intereses comprenden temas tan dispares como la conducta sexual. En su opinión, ¿a qué se debe la sorpresa de mucha gente al saber que la homosexualidad no es inusual en otros animales?

 En primer lugar, quisiera matizar que deberíamos evitar el término homosexualidad, ya que implica una inmutable orientación sexual. De hecho, las investigaciones más recientes apuntan hacia la no categorización habitual y rígida en heterosexual, gay, lesbiana, transexual. Pero ciertamente, a menudo la gente reacciona con sorpresa ante la conducta sexual mismo-sexo (por utilizar un término más neutral) entre animales no humanos, cautivos o salvajes. Ésto va en contra de la profundamente enraizada idea de que la homosexualidad es contranatura, al creer que el sexo está unido a la reproducción inmediata. De ahí que los humanos utilicemos el sexo con multitud de propósitos -diversión, manipulación, formación de alianzas, expresión de amistad y amor-. El sexo no es únicamente un medio de procreación sino también una herramienta social. Es por esta última razón que encontramos conductas mismo sexo en muchos animales, desde bisontes a flamencos, desde ovejas hasta bonobos, desde gorilas a macacos. Claramente no se trata de una conducta contranatura, lo cual desde un punto de vista moral no significa que tales actos sean automáticamente buenos, Muchas conductas naturales son moralmente problemáticas -infanticidio, asesinato conespecíficos, canibalismo…-, mientras otras parecen más prosociales -tales como padres cuidando a bebés o leones compartiendo la presa-. El argumento de que la homosexualidad es contranatura no tiene sentido. Lo que queremos deducir de este hecho moral y políticamente, es un tema diferente.

9- Paralelamente a sus trabajos de campo, además de profesor de Antropología Evolutiva es Director del área internacional en la UCL. ¿Cuál es su papel?

 Entre 2008 y 2011 colaboré con la institución a la que pertenezco –University College London (UCL)- en el desarrollo y promoción del concepto de ciudadano global: un principio que queríamos inculcar entre nuestros estudiantes, y para el que la UCL resulta muy adecuada dada la muy diversa procedencia de sus estudiantes y de su personal académico (requisito esencial en el liderazgo investigador y educativo). En este mundo de progresiva globalización, las entidades académicas no deben dar la espalda a la internalización.

10- Bajo su punto de vista, ¿cuál puede ser el futuro de los grandes simios?

 El futuro es desalentador. Se espera que desaparezcan la mayoría de las poblaciones salvajes, al tiempo que las supervivientes quedarán restringidas a islas cada vez más pequeñas. Pero sin duda, es el estilo de vida de las llamadas sociedades desarrolladas las que están conduciendo a la destrucción. Es decir, gente como tú y como yo trabajando con ordenadores construidos a partir del metal extraído del hábitat del gorila; nuestras familias al conducir sus coches y calentar sus casas con el petróleo proveniente del hábitat del chimpancé. Somos nosotros quienes nos duchamos con champús elaborados a base de aceite de palma, proveniente del hogar del orangután. En pocas generaciones, las personas echarán la mirada atrás y verán a los primate del mismo modo que actualmente nos maravillamos ante los dinosaurios, convirtiéndolos en protagonistas de mitos y leyendas. Es doloroso para un primatólogo asistir a esta guerra, ser testigo y al mismo intentar comprender esta escala de destrucción. Y ello, mientras la gran mayoría del planeta vive completamente al margen.

11- Como miembro de la Giordano Bruno Foundation, basada en el secularimo y humanismo evolutivo, e impulsora -a partir del Great Ape Project– del reconocimiento de los grandes simios como personas, ¿podría explicarnos los principios de dicho proyecto?

 La investigación primatológica se encuentra inmersa en el discurso ético asociado a la conservación de la naturaleza y a la preservación de las especies: todas ellas, iniciativas proteccionistas. De la mano de los filósofos Peter Singer y Paola Cavalieri, Proyecto Gran Simio (PGS) tiene la emancipación y la no discriminación como pilar básico, aproximándose no a la conservación sino a los derechos de los animales. a partir de ahí, el PGS demanda la extensión de algunos de los privilegios actualmente reservados a los derechos humanos a, orangutanes, gorilas, bonobos y chimpancés. Hablamos del derecho a la vida, a la libertad individual, y a la prohibición de la tortura. Los protagonistas del proyecto desearían ver a los grandes simios reconocidos como personas, dada sus grandes capacidades mentales. La demanda de la igualdad básica para los grandes simios debería ser considerada como una continuación de discursos históricos tales como el derecho de las mujeres al voto, la pertenencia o no al género Homo de africanos y australianos aborígenes, o el derecho de homosexuales al matrimonio. Estos debates han generado conceptos discriminatorios como racismo, nacionalismo, sexismo o heterosexismo: por el contrario, el PGS se entiende como una iniciativa pionera en contra del especismo. Evidentemente, el hecho de focalizarse en los grandes simios es una cuestión pragmática, al considerar que podría tener más éxito. Confío plenamente en la culminación final del Proyecto, dada la tendencia creciente en los tribunales a considerar los casos de derechos de animales. Y si bien actualmente éstos siguen siendo considerados una propiedad, sin duda las generaciones futuras observarán esta situación con el mismo desconcierto con el que nosotros miramos el esclavismo.

12- Entre su extensa bibliografía hay un libro que destaca por si mismo ilustrado con las maravillosas fotografías de Jutta Hof, Apes like us. ¿Cómo surgió la idea?

 Apes likes us, Portriats of a Kinship es un libro de mesilla ilustrado con más de cien láminas a color y con texto a mi cargo sobre la investigación sobre primates. Tras una conferencia pública, Jutta Hof se me acercó y me entregó un disco con fotos. Ésto sucede habitualmente, pero dado que la mayoría de las veces la calidad de las fotos no es la deseada, no abrí el disco hasta que mi hija lo llevó a su ordenador. Inmediatamente fui consciente de la altísima calidad de las mismas: de hecho, de las mejores que jamás había visto. Y si bien es cierto que únicamente representan primates cautivos, el modo en el que transmiten su anatomía, lenguaje corporal, interacciones sociales y expresiones faciales, resulta tremendamente íntima e inusual. Afortunadamente, pudimos contar con el apoyo de la VolkswagenStiftung, la principal institución privada financiadora de ciencia y con la que tuve la oportunidad de colaborar. Cada año la VolkswagenStiftung selecciona un libro como regalo de Navidades para sus becarios y donantes: tuvimos la suerte de que eligieran nuestra propuesta, garantizando al editor la venta de al menos unos pocos cientos de ejemplares. El libro realmente es un gran regalo, ideal para impulsar el interés por la Primatología.

volker-sommer-ok

Apes likes us. De Jutta Hof & Volker Sommer

13- ¿Qué aconsejaría a quien quisiera embarcarse en el campo de la conservación?

 Es necesaria una actitud interior que te permita afrontar adecuadamente las frustraciones inherentes e inevitables a este mundo. En mi caso, mi propia filosofía la tomé prestada de Albert Camus: hago lo que creo que necesito hacer porque pienso que es lo correcto, no importa el resultado final. De igual modo que el médico de la novela de Camus, La Plaga, trata a sus pacientes aún sabiendo que morirán -y lo hace porque es doctor-, aquel que quiera dedicarse a la conservación debería hacerlo tal y como se lo dicta su pasión. Y como afirma Camus acerca de Sísifo -el héroe antiguo sabedor de que nunca completará la tarea que se le encomendó-, incluso en el trabajo de aquél se pueden encontrar momentos de felicidad. Sin duda, pasar el tiempo junto a nuestro último pariente más cercano es un privilegio maravilloso.

 

Muchas gracias Volker, un placer hablar con usted.                                                                                Eba Murua

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s