El tamaño sí importa

Por Marzia Baldachini, alumna del Máster en Primatología de la @fundaciomona @fudgif, promoción 2016-18

Lo sabemos, no todos los primates viven libres en la naturaleza como quisiéramos, y a veces las condiciones de cautividad son nada menos que pésimas.

En la mayoría de los casos, los espacios que podemos ofrecerles en cautividad, nunca serán comparables con los que disponen en la selva. En Estados Unidos, a modo de ejemplo, las instalaciones donde se alojan los chimpancés suelen medir entre el 0.1 y el 0.0035 % de su área de actividad natural, que sería aproximadamente de unos 20 km².

Desgraciadamente, es lógico e inevitable que los animales en cautividad tengan una menor posibilidad de desplazamiento con respecto a lo que pasa en la naturaleza. Pero, ¿cómo influye el tamaño de las instalaciones sobre el bienestar y el comportamiento natural de estos individuos? ¿Cuánto se desplazan realmente los animales en sus recintos cautivos? ¿Y cuáles serían los factores que influencian a estos patrones de desplazamiento?

Esto es lo que se han planteado Stephen Ross Marisa Shender del Centro para el Estudio y la Conservación de Simios del Zoo Lincoln de Chicago. Los investigadores examinaron cuál era la influencia del espacio disponible, sobre las distancias recorridas de media cada día por los chimpancés y gorilas alojados en el zoo.

Mapa de la instalación presente en el zoológico.

Tal como comentan los autores «las distancias recorridas por ámbas especies eran similares cuando se encontraban en áreas pequeñas y cerradas» ¿Pero qué pasa si se les provee de un espacio exterior añadido?

«En este caso, tanto los chimpancés como los gorilas tienden a aumentar sus desplazamientos si los comparamos las instalaciones pequeñas, y de manera mucho más destacada, en los chimpancés», comentan los investigadores del estudio. «Mientras que en un espacio pequeño y cerrado, los chimpancés recorrían 1.18 metros por minuto, y los gorilas 1.23 metros por minuto, cuando disponían del espacio exterior, la cantidad de desplazamiento de los gorilas aumentaba un 41.6 % y la de los chimpancés un 91.6 %», aclaran los autores.

¿Y esto qué significa?

Teniendo en cuenta que en la naturaleza, los chimpancés pasan el 30–40 % de su tiempo desplazándose, buscando comida o para patrullar el perímetro de su territorio, mientras los gorilas invierten solo entre el 5 y el 16% del tiempo haciendo lo mismo, «los resultados obtenidos son absolutamente coherentes, y nos muestran concretamente el interés y la necesidad de los grandes simios por espacios amplios que les permitan desarrollar comportamientos naturales y de la especie».

Estos trabajos nos recuerdan la importancia de diseñar instalaciones que sean capaces de promover las conductas típicas de la especie. Los recintos para los primates cautivos deberían permitir que los animales pudieran descansar, forrajear, desplazarse y socializar con otros individuos de su especie. Cuanto mayor es el espacio provisto, más se estimulará la actividad de los animales disminuyendo también el riesgo de obesidad y por tanto se favorece la salud de los individuos.

Crédito: Nils Fieseler

 

Sabías que…
Este trabajo nos ayuda entender la importancia del espacio para los animales cautivos en general, no sólo para los primates. Por ejemplo, en los tigres, las jaulas de menores dimensiones están en correlacionadas con una mayor incidencia de estereotipias, un comportamiento anormal que consiste en realizar movimientos repetitivos sin ninguna función biológica aparente.

Las siguientes medidas, nos dan una idea bastante clara de la normativa y regulaciones acerca del espacio de las instalaciones que necesitan los animales en cautividad:

–                     Actualmente el US Department of Agriculture (USDA), establece que los grandes simios necesitan por lo menos 2.32 m² por sujeto.

–                     El Manual de Cuidado Animal para los chimpancés, de la Associación de Zoológicos y Acuarios, recomienda que estén provistos de al menos 37 m² por animal.

–                     Los National Insitutes of Health (NIH) recomiendan que cada chimpancé tenga 23 m² a disposición.

Artículo original: Stephen R. Ross, Marisa A. Shender: Daily travel distances of zoo-housed chimpanzees and gorillas: implications for welfare assessments and space requirements. Primates (2016) 57:395–401

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s