Jugar con piedras es más que un juego para los macacos

Por Maria Padrell, alumna del Máster en Primatología @fundaciomona @fudgif, promoción 2016-18

Las observaciones llevadas a cabo en diversas especies de macacos durante más de 35 años revelan que un comportamiento particular de juego, que implica la manipulación de piedras, no desaparece por completo en individuos adultos. Los científicos sugieren que esta conducta contribuye en los sujetos adultos al mantenimiento y regeneración neuronal.

Los primates son animales con gran predisposición al juego. Algunas especies exhiben una amplia variedad de conductas lúdicas, más o menos complejas, que pueden implicar el uso de objetos inanimados que se encuentran en su hábitat. Existe una variante particular del juego con objetos; la manipulación de piedras (en inglés stone handling). Se trata de una manipulación de piedras de manera repetitiva donde los animales las acumulan, esparcen, cargan, arrastran o empujan, y así hasta llegar a los 45 patrones distintos descritos en los macacos japoneses.

Este comportamiento tan peculiar es el objeto de estudio de los investigadores Charmalie A.D. Nahallage, Jean-Baptiste Leca y Michael A. Huffman, que durante más de 35 años han analizado el juego con piedras en grupos en cautividad y grupos aprovisionados de 3 especies de macacos: macacos japoneses, macacos Rhesus y macacos cangrejeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La manipulación de piedras (stone handling) es un comportamiento únicamente descrito en 3 especies de primates no humanos, todas ellas pertenecientes al género Macaca. De izquierda a derecha: Macaco japonés, macaco cangrejero y macaco Rhesus (Fuente: Arkive).

Mediante este estudio a largo plazo los investigadores han podido determinar que la conducta de stone handling tiene un componente cultural. «Cuando se documenta por primera vez en un grupo, todos los individuos jóvenes terminan incorporándolo ―a través del aprendizaje― a su repertorio conductual», comentan los autores de la investigación. Tal como aclaran los científicos «hemos determinado que este tipo de juego se transmite principalmente de madres a hijos y se adquiere por primera vez a los 3-4 meses de vida, aumentando progresivamente su grado de diversidad y complejidad hasta alcanzar su máximo a los de 4 años de edad. A partir de este momento, hay una disminución progresiva de este comportamiento, aunque la mayoría de individuos siguen manifestándolo en su etapa adulta».

Transmisión del comportamiento de stone handling a través de la hembra Glance 6476, la primera que desarrolló esta conducta en 1979 en un grupo de macacos de la zona de Arashiyama (Japón). Fuente: Artículo original.

Jugar con piedras parece ser una conducta gratificante por sí misma que un individuo decide practicar en un momento concreto, siendo capaz incluso de ignorar o alejar a otros individuos para concentrarse en su tarea. Pero, ¿qué beneficios aporta un comportamiento aparentemente sin ninguna función inmediata en la supervivencia?

En el caso de individuos jóvenes, se ha postulado que el juego con objetos contribuye al desarrollo neuronal y a la adquisición de habilidades motoras necesarias para la supervivencia durante su estado adulto. Esta hipótesis es consistente con la evolución del stone handling en macacos, que se torna más complejo y diverso con la edad, en paralelo con un aumento en el número de sinapsis neuronales. Sin embargo, esto no explica porqué los adultos ―cuyas capacidades motoras se encuentran completamente desarrolladas― siguen jugando más allá de su etapa juvenil.

Estudios previos en humanos de avanzada edad indican que la práctica de actividades que implican ejercitar la mente y la coordinación manual (jugar a cartas, tocar un instrumento, etc.), disminuye la aparición de patologías como la demencia senil o el Alzheimer. No solo eso, sino que además se estimula la reparación de áreas cerebrales dañadas a causa del envejecimiento. Del mismo modo, aunque todavía se desconocen los mecanismos neurológicos subyacentes, el juego con piedras podría contribuir al buen funcionamiento cerebral en macacos adultos y a la regeneración neuronal en individuos de edad más avanzada.

Otra aportación interesante de este trabajo es la relación entre juego y niveles de estrés. Cuando los individuos están expuestos a factores estresantes, ya sean de tipo social o ambiental, la frecuencia de stone handling disminuye. Por ello, los autores proponen usar esta conducta como un indicador de bienestar en grupos de macacos mantenidos en cautividad y señalan la importancia del enriquecimiento ambiental, con piedras u otros objetos, en las instalaciones donde se mantiene a estos animales.

https://www.youtube.com/watch?v=ZfDXbd3yAPo

Artículo original: Nahallage CAD, Leca JB, Huffman MA. 2016. Stone handling, an object play behaviour in macaques: welfare and neurological health implications of a bio-culturally driven tradition. Behaviour 153 (6). DOI: 10.1163/1568539X-00003361 brill.com/beh.

 

Un comentario en “Jugar con piedras es más que un juego para los macacos

  1. Reblogueó esto en PRIMATESy comentado:
    Transmission of stone handling in macaques and importance of the activity in maintaining brain function (stone handling appears to decrease when monkeys are under stress) …

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s