La Edad del Juego

Por Víctor Beltrán, alumno del Máster de Primatología UdG-Fundación Mona, convocatoria 2017-2019
beltran1

Macacos cangrejeros utilizando piedras como herramientas. Crédito: Mark MacEwen/NATUREPL.COM

Todo gran ilustrado comenzó a desarrollar su habilidad jugando. En Florencia, Da Vinci pasaba largas horas dibujando fantasías en papel. En Kansas City, se escuchaban dulces melodías, cuando desde temprana edad, Charly Parker soplaba pájaros por su saxofón. Bien recordado es en Montevideo, como el gran Eduardo Galeano escuchaba narrar historias a sus mayores, y las plasmaba en letras cuando, llegada la noche, descansaba en su habitación charrúa. Y casi desde la cuna, en el Londres industrial, Charles Chaplin comenzó a representar la realidad a golpe de carcajada y llanto. ¿Será el juego el inicio de toda habilidad?

 

Bien demostrada hasta la actualidad es la capacidad de adquisición de comportamientos y habilidades mediante el juego en primates, herramienta disponible debido a su alta complejidad social. La cuestión se vuelve un poco más aguda cuando se trata del uso de herramientas. Grandes simios y humanos dan enormes lecciones de cómo utilizar el medio que les rodea para conseguir escarpados objetivos: uso de hojas para el cortejo en orangutanes, martillo y yunque en la extracción de semillas en chimpancés, o el fuego y su calor en el género Homo. Para esclarecer esta cuestión fuera de los Homínidos, el equipo de Charmalie Nahallage, Jean-Baptiste Leca y Michael Huffman desarrolló durante más de 35 años un estudio en Macacos sobre el juego con objetos y sus posibles causas y efectos.

Con el objetivo de recopilar la información obtenida en estas más de tres décadas, los autores publicaron en 2016 un estudio comparativo en el género Macaca con relación a un particular comportamiento: el “stone handling”. Esta conducta, exclusiva del linaje Fascicularis en macacos, se define como la manipulación repetitiva no instrumental de piedras en diferentes formas. Se constató por vez primera en Takagoyama (Japón) gracias a las observaciones de Hiraiwa en una tropa de Macacos Japoneses, pero fue Huffman quien en la década de los 80 publicó un detallado estudio sobre este comportamiento y su forma de transmisión dentro de la población de Macaca fuscata. Estos mismos autores demostraron la existencia, más delante,  de este comportamiento en Macaca mulatta. En la mencionada recopilación de 2016, se dio a conocer la existencia de esta peculiar conducta en M. cyclopis y M. fascicularis.

FIGURE-Japanese-macaque-engaged-in-stone-handling-specific-behavioral-pattern-is_W640

Macaco japonés jugando a “Stone handling”. Crédito: McGrew y colaboradores, 2014.

Más allá de presentarse como un mero juego, el “Stone handling” (SH), muestra diferentes características que han llevado a los primatólogos a plantear las posibles causas últimas de este comportamiento. Si bien se da tanto en jóvenes como en adultos y es difundida con gran facilidad entre los cohabitantes, ¿qué ha promovido esta conducta a mantenerse con la edad y a ser transmitida con tanta eficacia entre las poblaciones? Los autores proponen varias hipótesis para explicar este curioso caso.

Al parecer, la aparición de este juego en temprana edad podría suponer, según los investigadores, un beneficio de gran valor, sirviendo como entretenimiento y estímulo sensomotor para los aprendices y joviales macacos. Así, el equipo japonés-canadiense defiende que esta actividad en juveniles tendría la principal motivación del goce de una acción auto-reconfortante,  y complementaría como estimulante para el desarrollo de la destreza manual. Jugar por jugar… para aprender.

Por otro lado, es bien documentado que este juego de piedras no desaparece con el avance de la edad, como sucede con otras conductas recreativas, si no que a pesar de disminuir durante la edad adulta (donde actuaría como desestresante), vuelve a tener un repunte en la senectud. En este caso, el poder practicar este juego a una edad avanzada facilitaría la regeneración neurofisiológica y el crecimiento neuronal en zonas cerebrales dañadas por el paso del tiempo. Si echamos un ojo a nuestra propia especie y sus hábitos, no tendría nada de diferente al hecho de que personas mayores practiquen con gran disfrute diverso juegos de cartas o se inicien en la melodía de nuevos instrumentos musicales.

Este mismo equipo, profundizó mucho más en la cuestión tras el descubrimiento del SH en los anteriormente mencionados macacos cangrejeros. La conocida especie de macacos posee la peculiaridad de utilizar piedras como herramientas para la extracción de alimento en las costas de Tailandia. La mezcla de juego con piedras y uso de estas mismas para alimentación llevó a replantearse el posible objetivo biológico de un juego tan simple y variado.

A mediados de 2017, Amanda Pelletier y Jean-Baptiste Leca entre otros, publicaron el primer etograma de SH en Macaca fascicularis. Observaron que, de 36 conductas que forman el etograma del juego, 34 de ellas se repiten en el catálogo conductual correspondiente al uso de piedras con fines alimenticios. Además, el etograma muestra un mayor número de conductas en comparación con el de macacos Rhesus y mayor presencia de juegos percutores que en macacos japoneses.

La población observada, residente en el Sacred Monkey Sanctuary de Ubud (Bali, Indonesia), que compartía con los anteriormente nombrados una alta tasa de transmisión cultural del SH, llevó a los autores a formular una nueva hipótesis para la funcionalidad del viral juego de piedras. Para Pelletier, en M. fascicularis el SH tendría un claro sentido de práctica y entrenamiento para los jóvenes individuos en materia de uso de herramientas para alimentación. Actividad lúdica y estimulante que además dotaría a la población de futuras herramientas para la extracción de comida mediante el uso de piedras. ¡Nada mejor que pasarlo bien para más adelante comer!

copia1

Ejemplos de conductas del etograma de M. fascicularis. Crédito JB. Leca (Pelletier y colaboradores, 2017).

En definitiva, el posterior trabajo arrojó luz a una pregunta ancestral que ocupa las mentes pensantes de la humanidad, ¿para qué sirve el juego? Si bien en, en todos aquellos animales que juegan, este tiene una función de disfrute, ocio y bienestar, no se debe descartar la posible función de entrenamiento y adquisición de habilidades. No se puede negar… ¡jugando todo se aprende mejor!

 

 “No dejamos de jugar porque crecemos; nos hacemos mayores porque dejamos de jugar”

Stanley Hall, 1904

Referencias:

Nahallage, C.A.D. & Huffman, M.A. Primates (2012) 53: 71. https://doi.org/10.1007/s10329-011-0279-x.

Nahallage, C.A.D., Leca, J.B., Huffman, M.A. (2016). Stone handling, an object play behaviour in macaques: welfare and neurological health implications of a bio-culturally driven tradition. Behaviour 153 (6). DOI: 10.1163/1568539X-00003361 brill.com/beh.

McGrew, W. C., Matsumoto, T., Nakamura, M., Phillips, C. A., & Stewart, F. A. (2014). Experimental primate archaeology: detecting stone handling by Japanese macaques (Macaca fuscata). Lithic Technology39(2), 113-121.

Pelletier, A.N., Kaufmann, T., Mohak, S., Milan, R., Nahallage, C.A.D., Huffman, M.A., Gunst, N. Rompis, A., Wandia, I.N., Arta Putra, I.G.A., Pellis, S.M., & Leca, J-B. (2017). Behavior systems approach to object play: Stone handling repertoire as a measure of propensity for complex foraging and percussive tool use in the genus MacacaAnimal Behavior and Cognition, 4(4), 455-473. https://dx.doi.org/10.26451/abc.04.04.05.201.

Malaivijitnond, S. , Lekprayoon, C. , Tandavanittj, N. , Panha, S. , Cheewatham, C. and Hamada, Y. (2007), Stone‐tool usage by Thai long‐tailed macaques (Macaca fascicularis). Am. J. Primatol., 69: 227-233. doi:10.1002/ajp.20342

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s