Conoce a una primatóloga: Julia Fischer

Por Judit Castillo y Maria Padrell, alumnas del Máster de Primatología UdG-Fundación Mona, convocatoria 2016-2018

a3785379ff021772507aa28c7380a241.jpg

Julia Fischer es la responsable del Laboratorio de Etología Cognitiva del German Primate Center en Göttingen (Alemania) y profesora en la University of Göttingen. Ella y su equipo estudian comunicación, cognición y comportamiento social en monos del Viejo Mundo desde una perspectiva evolutiva. Su investigación combina trabajo de campo con papiones de Guinea en Simenti (Senegal) y experimentación cognitiva en macacos cangrejeros en el German Primate Center. También es miembro de la Berlin-Brandenburg Academy of Science y miembro del Senado de la German Research Foundation (Deutsche Forschungsgemeinschaft, DFG).

 

1- Investigando un poco sobre su vida profesional, hemos leído que tras finalizar su carrera en Biología en un principio usted quería ser bióloga marina. Sin embargo, esto cambió después de su primera experiencia con primates, en concreto con macacos de Berbería (Macaca sylvanus). ¿Qué fue lo que le llamó la atención y finalmente hizo que se decantara por el estudio de los primates?

Estaba trabajando en una marisma en Escocia, estudiando la composición de una comunidad de meiofauna, es decir, animales que habitan entre los granos de arena. Estaban todos muertos cuando los identifiqué. Decidí que quería estudiar animales que estuvieran vivos y lo suficientemente grandes como para verlos con mis propios ojos. Al principio pensé en estudiar el comportamiento de los mamíferos marinos, pero para esto necesitaba un curso en Comportamiento Animal. Este curso me llevó al sur de Francia, donde observamos macacos de Berbería en un gran recinto al aire libre. Me cautivaron desde el primer momento y no me entristeció decir adiós a las focas. Pero extraño el mar a veces.

2- ¿Quiénes fueron sus influencias al comienzo de su carrera?

El libro que cambió mi vida fue “Cómo los monos ven el mundo” de Dorothy Cheney y Robert Seyfarth. Fue una gran revelación e inspiró en gran medida mis estudios. Tuve la suerte de trabajar como postdoc con ellos más adelante.

3- Tras completar su doctorado, pasó un año y medio estudiando papiones Chacma (Papio ursinus) en una estación de campo en Botwsana (Baboon Camp). ¡Aquello debió ser toda una aventura! Cuando se plantean hacer trabajo de campo, a veces los estudiantes temen las condiciones difíciles, los peligros que pueden encontrar o estar lejos de casa durante mucho tiempo. Para usted, ¿qué fue lo peor y lo mejor de estar en el campo?

Lo mejor fue que descubrí muchas cosas nuevas sobre mí: disfruté de la soledad, me di cuenta de que tenía más nervios de acero de lo que pensaba, y realmente me encantaron los largos paseos en pleno calor. La peor parte fueron las serpientes, creo. Despertaban en mí un temor instintivo.

4- A lo largo de su carrera, ha acumulado una amplia experiencia estudiando primates tanto en el campo como en el laboratorio. ¿Podría darnos un ejemplo que ilustre cómo la combinación de estos dos enfoques es esencial para comprender mejor su comportamiento?

En la naturaleza, estudias lo que los primates hacen realmente. Y en el laboratorio, puedes ver lo que PUEDEN hacer, aunque no necesariamente lo observes en la naturaleza. Esta combinación de identificar lo que es relevante con lo que es posible puede ser muy ilustrativa cuando intentas comprender la mente de los primates.

5- Usted ha estudiado el comportamiento social en macacos de Berbería (Macaca sylvanus), en papiones Chacma (Papio ursinus) y en papiones de Guinea (Papio papio). A pesar de que desde una perspectiva evolutiva estas especies están menos relacionadas con los humanos que los grandes simios, ¿qué pueden decirnos sobre la forma en que los humanos interactúan entre sí?

Las tres especies viven en grupos relativamente grandes y complejos, por lo que son buenos modelos para ver el vínculo entre complejidad social, comportamiento vocal y cognición. Una cosa que hace a los papiones  particularmente interesantes es que viven en diferentes tipos de sociedades con diferentes patrones de agrupación y de apareamiento. En los papiones de “sabana” – a los que pertenecen los papiones Chacma – los grupos son estables, las hembras son filopátricas y los machos se dispersan. En los hamadryas y los papiones de Guinea, la dispersión es sesgada y los animales viven en sociedades multinivel. Comprender las causas y consecuencias de esta variación es realmente intrigante.

csm_Fischer_Berberaffen_Topnews_02_36aa1ec6de

Crédito: Kurt Hammerschmidt

6- Dos de las grandes cuestiones de la comunicación en primates es si existe intencionalidad y carácter referencial en las vocalizaciones, temas que usted ha estudiado en profundidad. ¿En qué punto se encuentra actualmente este debate? ¿Existen evidencias suficientes que apoyen una determinada postura?

Oh, bueno, creo que realmente depende de a quién preguntes. Todavía hay quienes encuentran útil el concepto de carácter referencial. Creo que en realidad ya no lo necesitamos porque después de muchos años de estudio ahora entendemos que lo que normalmente se conoce como comunicación referencial, por ejemplo la comunicación en el contexto de un depredador, no es fundamentalmente diferente de otras formas de comunicación vocal. Una gran parte de la comunicación se basa en señales que son de un modo u otro predictivas y en destinatarios que son capaces de entender esa relación. La pregunta interesante es más bien por qué algunas llamadas son más específicas que otras. Con respecto a la intencionalidad, el mayor problema es cómo definirlo. Yo sostengo que hay muchos ejemplos de señalización dirigida a un objetivo en la comunicación de primates, pero eso no es lo mismo que lo que se denomina “terreno común”, es decir, que yo entiendo que no solo entiendes lo que digo sino también que tengo la intención de comunicar esta información para que tú la entiendas.

7- En cuanto a la pregunta anterior, ¿qué aspecto clave considera que debería ser estudiado y evaluado en profundidad en la comunicación de primates?

Me gustaría saber por qué la comunicación vocal revela una “evolución” tan limitada en comparación con la conducta social, por ejemplo. Los papiones vocalizan de la misma manera en toda África para regular sus relaciones, pero viven en sociedades fundamentalmente diferentes. Es un gran rompecabezas.

9780226124247

Portada del libro “Monkeytalk” publicado por The University of Chicago Press.

8- En el German Primate Center, su grupo de investigación realiza pruebas cognitivas en macacos cangrejeros (Macaca fascicularis). ¿Podría decirnos más sobre este proyecto? ¿Qué tipo de preguntas están tratando de resolver en este momento?

Una de las grandes preguntas es de qué forma el desempeño de los monos en tareas cognitivas es modulado por la conducta de otros. Los seres humanos son extremadamente sensibles a esto, incluso cuando no están compitiendo directamente. Una persona que haciendo footing te adelanta a una velocidad estrepitosa puede frustrarte, por lo que tal vez corres un poco más despacio o simplemente mantienes el ritmo, pero si alguien corre tan solo un poco más rápido, quizás te sientes tentado a incrementar tu velocidad. Queríamos saber si encontramos efectos similares en nuestros monos. Pero eran relativamente indiferentes a la conducta de otro mono trabajando en la misma tarea. Ahora estamos haciendo una serie de pruebas de seguimiento para ver si podemos identificar condiciones en las que pueden ser sensibles al rendimiento de otros

9- Su libro “Affengesellschaft (2012)”, que acerca su investigación al público general, ha sido recientemente traducido al inglés bajo el título Monkeytalk: Inside the Worlds and Minds of Primates. ¿Cree que la divulgación es una asignatura pendiente en Primatología? ¿Que es necesario aumentar la conciencia sobre la importancia de estudiar a los primates?

Mi libro es sólo uno de los muchos libros que se han escrito sobre los primates; supongo que las personas que compran estos libros no necesitan convencerse de que los primates están en peligro, o de que es importante entenderlos mejor. Sin embargo, vale la pena llegar a un público más amplio y tratar de explicar cómo el campo sigue desarrollándose. Y algunas personas también parecen tener genuina curiosidad por la vida en la selva.

10- En una entrevista anterior sobre su carrera deseó tener una máquina del tiempo. ¿Cambiaría algo de su pasado si pudiera?

En realidad no. Creo que he tenido mucha suerte hasta ahora.

11- Y finalmente, ¿cuál sería su consejo para aquellos estudiantes de Primatología que quieran convertirse en investigadores exitosos?

Algunas personas entran en primatología porque les gusta el estilo de vida, y porque parece “guay”. Pero para ser un muy buen primatólogo, también necesitas una mente científica – necesitas leer y pensar y escribir y analizar conjuntos de datos complejos. Así que siempre preguntaría a un estudiante potencial qué cuestión le parece interesante a él o ella, y por qué, y si ya ha realizado un curso de estadística con R.

Muchas gracias por su tiempo Dra. Fischer. Le deseamos mucha suerte en sus proyectos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s