Conoce el proyecto Miku Conservación

Por Natàlia Fernández, alumna del Máster de Primatología UdG-Fundación Mona, convocatoria 2016-2018

Hoy nos reunimos con Montse Franquesa y Lucía Jorge, primatólogas que actualmente están inmersas en una aventura por el Sureste de México. Ellas son las fundadoras de Miku Conservación, un proyecto de Educación Ambiental para la conservación del mono aullador negro guatemalteco o saraguato negro (Alouatta pigra), que las está llevando a conocer los diferentes lugares donde habita o ha habitado este carismático animal, a través de la mirada de la gente que convive con él.

 

Si quieres saber más sobre ellas y su proyecto sigue leyendo:

1- Montse y Lucía, ¿dónde transcurrió vuestra infancia?

Lucía: Yo crecí en Burriana, una pequeña ciudad costera de la provincia de Castellón, rodeada de naranjos.

Montse: Nací en un pueblito pequeño llamado Sant Feliu de Codines (Vallès Oriental), provincia de Barcelona. Un lugar privilegiado rodeado de grandes bosques y zonas montañosas, esto de andar en el mote lo traigo desde pequeña.

2- ¿Antes de la primatología, trabajasteis en otro ámbito?

Lucía: Si, desde los 16 años he estado trabajando con niños como instructora de vela ligera y monitora de tiempo libre en campamentos de verano.

Montse: Sí, en varias ediciones de escuelas de verano y comedores escolares. También trabajé unos años en marketing y ventas de una conocida empresa de telefonía móvil, fotografía para eventos y en una panadería mexicana haciendo pan estilo francés.

3- ¿Cuál es la razón por la que empezasteis con el estudio de primates?

Lucía: Lo cierto es que siempre me han encantado los animales y he sentido un especial interés por los primates. Desde bien pequeña quedé cautivada por la historia de Dian Fossey con los gorilas de montaña. Así que siempre tuve claro que quería trabajar con primates. Mi primer contacto con estos maravillosos animales fue como voluntaria en el equipo de cuidadores de AAP Primadomus. La experiencia fue fabulosa y tras finalizar mi voluntariado decidí continuar con mi formación académica cursando el Máster en Primatología de la UdG y la Fundació Mona. Mi siguiente paso me llevó a México y allí tuve la oportunidad de investigar al mono aullador negro en libertad.

Montse: Desde pequeña siempre veía los documentales de naturaleza y pensaba “¿qué tendrá que hacer alguien para llegar a eso?”. Lo cierto es que mis grupos favoritos eran cetáceos, felinos y primates, pero un día en clase de psicología conocimos el caso de Kanzi un bonobo que transmitió a su hija el uso de lenguaje de los signos de forma natural.

Hoy, lejos de ese día, no soy partidaria de estos casos de experimentación y maltrato de tales fascinantes seres pero ese fue el hecho que hizo que iniciara mi búsqueda sobre los primates desde la parte cognitiva, pasando por la conductual y finalmente con la parte de conservación, que alberga todo un poco, pero con fines más aplicables. En mi camino pasé por el Zoo de Barcelona con un proyecto de enriquecimiento para los grandes simios y la Fundació FAADA. Pero ya fue en la maestría de Primatología de la Universitat de Barcelona que conocí a un investigador mexicano y decidí hacer las prácticas en Los Tuxtlas (Veracruz, México). Lo que iba a ser un año, ya van casi siete en este hermoso país.

4- Que investigación estáis realizando actualmente?

Montse: Actualmente estoy trabajando la tesis doctoral en el Instituto de Ecología, AC (Veracruz). Este proyecto tiene como objetivo explorar las percepciones y conocimientos de los niños mexicanos sobre la importancia del mono aullador negro. Para así poder diseñar, implementar y evaluar programas pedagógicos efectivos para la conservación de estos primates y sus selvas. Para ello con Lucía hemos estado trabajando en 12 comunidades que se encuentran dentro de la distribución potencial del saraguato o mono aullador negro.

Lucía:  Además, hace aproximadamente año y medio creamos en Mérida (Yucatán) la ONG Miku Conservación. A través de la cual seguimos trabajando por la conservación de los primates mexicanos con la educación y la acción comunitaria como pilares fundamentales. En Miku Conservación apostamos por una investigación de tipo acción-participativa, donde los diferentes actores implicados en las problemáticas aportan su análisis crítico para estimular un cambio socioambiental.

image001.png

5- Basándome en vuestro proyecto, qué nos podéis decir hoy por hoy sobre el hábitat continuo y el hábitat fragmentado? ¿Con cuál de los dos podemos encontrarnos más?

Por nuestra experiencia en campo e investigación, la destrucción de las selvas en México sigue siendo un problema muy presente y en aumento para la biodiversidad del país. El cambio de uso del suelo debido al crecimiento poblacional, desarrollo turístico no planeado, la ganadería extensiva, la agricultura y otras prácticas no sustentables hacen que la lucha para la conservación de los primates y otras especies sea una tarea realmente difícil, pero no imposible.

 6- ¿Es cierto que la dispersión de semillas por el Saraguato Negro a regenerado parte de selvas fragmentadas?

Los primates tienen un rol muy importante como dispersores de semillas por la ingestión y fertilización de algunas especies de árboles frutales. Concretamente, el saraguato negro es dispersor principal de especies como el género Ficus o Pouteria, cuyas semillas no pueden ser ingeridas por otros animales como murciélagos y aves frugívoras, debido a su tamaño y dureza. Así que son un elemento muy importante para la regeneración de las selvas y el equilibrio ecológico.

 7- Estáis muy comprometidas con la educación en la conservación con los niños, ellos son el futuro de nuestras selvas, que creéis que harán en un futuro estos niños?

Pensamos que la educación y el trabajo en comunidades es la clave para la conservación de los ecosistemas. Creemos que es muy importante que dichos proyectos tengan buenas bases pedagógicas, para implementar intervenciones eficaces, evaluarlas y darles seguimiento a largo plazo para seguir mejorando, lo que se conoce como enfoque adaptativo. Estos proyectos educativos tienen una visión holística, pues la conservación de las selvas abarca ejes como el consumo de productos locales, la disminución de envases y residuos, la alimentación, uso de agroquímicos, etc. Sin embargo, estos procesos siempre se hacen en forma de acuerdos, consulta y decisión con la comunidad. En este sentido, si se incluye esta información consensuada en las escuelas, los niños pueden ser agentes de cambio, no sólo en la mejora de las selvas, sino de su propia salud y sus recursos naturales y, a su vez, será un cambio muy positivo hacia ellos y su familia. No quisiéramos quedarnos al nivel de la escuela, sino extenderlo a toda la comunidad. La conservación de primates es una red muy compleja donde muchas otras problemáticas ambientales están relacionadas.

8- Qué tipo de actividades hacéis para los niños?

Trabajamos la importancia de estos primates para la preservación de las selvas mediante talleres y utilizando el arte como herramienta de comunicación y transformación. Se ha demostrado que los enfoques artísticos son una forma eficaz para fomentar la parte afectiva permitiendo trabajar la empatía. De manera que nuestros talleres suelen estar relacionados con el teatro, la fotografía, la escritura o el dibujo entre otras disciplinas artísticas. Hace unos meses tuvimos la fortuna de poder establecer el convenio entre Miku Conservación y la UdG, y Eva Sancho fue la primera estudiante fruto de esta colaboración. Eva colaboró con un proyecto muy interesante usando la fotografía y el cuento narrativo para trabajar distintas problemáticas que afectan a los primates y su hábitat.

image003.png

9- ¿El año pasado salió un reportaje de vuestro proyecto en el Diario el Mediterráneo, como os sentisteis?

Reportaje Monos de Mexico

La difusión de nuestro trabajo es muy importante. Recibir el apoyo de medios de comunicación españoles, como el Periódico Mediterráneo, así como otros medios de comunicación mexicanos como el Por Esto!, el Diario de Yucatán o La I de Campeche, entre otros, nos satisface mucho. Con la difusión de nuestro trabajo también se consigue dar visibilidad a los problemas contra los que se enfrentan los primates mexicanos.

Asimismo tenemos la página de Facebook Miku Conservación donde además de difundir el trabajo, tratamos de estar en contacto con muchas de las personas que hemos ido conociendo y con las que hemos estado trabajando. Próximamente contaremos con nuestra página web mikuconservacion.org donde se podrán ver contenidos de los proyectos que realizamos y de las ONGs con las que colaboramos. Además, ofreceremos  opciones para que la sociedad pueda aportar su granito de arena y apoyar las diferentes propuestas que desarrollamos.  Hasta el momento nuestra financiación ha sido escasa, tan solo hemos recibido una pequeña subvención que nos otorgó la American Society of Primatologists (ASP), de manera que nuestro recorrido ha sido más bien voluntario. El apoyo de las comunidades ha permitido que este proyecto se realizara. Así que toda ayuda en cualquier formato es bienvenida.

 10- ¿Qué creéis que es más primordial, la conservación del hábitat del Saraguato Negro o el de los primates?

Pues en este caso está ínfimamente ligado. Debido a su importante función ecológica si conservamos al saraguato, estamos conservando nuestras selvas y si conservamos nuestras selvas estamos ayudando al saraguato. Creemos que deben ir de la mano. Además hay que entender lo que es importante también para las comunidades humanas, en cada caso, para así poder trabajar el problema desde distintas perspectivas.

 11- ¿Cuál puede ser el futuro del Saraguato Negro?

 El saraguato negro actualmente se encuentra catalogado como especie en peligro de extinción por la International Union for Conservation of Nature (IUCN). Entre las principales causas que amenazan a esta especie encontramos la deforestación, la expansión y producción intensiva de ganadería y el tráfico ilegal. Para que la situación de este animal mejore es necesario un cambio en nuestros hábitos de consumo, como sociedad debemos ser más sustentables y hay que seguir trabajando por una cultura de la conservación.

12- ¿Cada vez somos más los que luchamos por la conservación de las especies de primates, qué consejo le daríais a alguien que acaba de empezar?

Supongo que uno de los ingredientes necesarios para trabajar en conservación es tener una mente abierta, ser constante y consecuente y sobretodo tener muchas ganas de aprender. La investigación es importante en distintas escalas, pero en el caso de la conservación es importante tratar de visualizar la imagen de la situación del problema a escala global. La colaboración entre diferentes instituciones, ONGs y la sociedad es imprescindible, así como el acercamiento del problema desde diferentes perspectivas disciplinarias.

Montse franquesa de miku

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s