Juntos pero no revueltos

Por Jana López, alumna del Máster de Primatología UdG-Fundación Mona, convocatoria 2017-2019
Young-chimpanzee-playing-with-adult

Cría de chimpancé jugando con un individuo adulto (Crédito: Anup Shah – Arkive License)

Las experiencias sociales en la vida temprana son de especial importancia en el desarrollo cognitivo y emocional del individuo, y provocan cambios a largo plazo en el comportamiento y salud de una gran variedad de animales, incluidos los humanos.

 

Clásicamente el estrés se define como un estímulo puntual, agresivo o no, percibido como amenazante para el organismo. El individuo, para sobrevivir, reacciona frente a él con un gran número de respuestas adaptativas que implican la activación del sistema nervioso simpático y el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (HHA). Este eje es el principal mecanismo biológico que controla las reacciones al estrés y regula varios procesos del organismo como la digestión, el sistema inmune, las emociones, la conducta sexual y el metabolismo energético.

Numerosos estudios afirman que los entornos socialmente desfavorecidos provocan déficits cognitivos y de comportamiento en primates humanos y no humanos, y la exposición al estrés en las vidas tempranas de numerosas especies está relacionada con una hiperactividad del eje HHA. Se ha demostrado que la genética es factor de predisposición en, por ejemplo, el caso de muchas enfermedades mentales, como la esquizofrenia o la depresión; pero son las experiencias y el entorno en que crece la persona lo que acabará determinando si finalmente desarrolla o no un trastorno. Hasta el momento no se conocía qué mecanismos llevaban a las experiencias a introducirse “bajo la piel”. Recientemente, los investigadores del Instituto Salk (EE. UU.) han realizado un estudio en ratones en el que han observado que el cuidado maternal podría modificar el ADN del hipocampo, región del cerebro implicada en procesos como las emociones y la memoria. Este descubrimiento respalda los estudios que afirman la importancia del entorno durante el desarrollo en la infancia. Pero ¿afectan de la misma forma las experiencias tempranas en especies cercanas a la nuestra, como los chimpancés?

En la naturaleza, muchos primates pasan gran parte del tiempo con otros individuos además de su madre. Por esta razón, el juego durante la infancia ayuda a estos primates a aprender comportamientos sociales apropiados que permiten su integración social. Dado que la dependencia de las crías de la madre en primates no humanos – especialmente en chimpancés – dura muchos años y que la sociabilidad es clave en la vida de estos animales, una privación de desarrollo con conespecíficos tendrá serias repercusiones a lo largo de la edad adulta.

Desafortunadamente, los chimpancés experimentan una amplia variedad de interacciones con humanos, ya sea en zoológicos, laboratorios de investigación, santuarios o incluso como mascotas o actores de televisión. Estos sitios ofrecen diferentes condiciones de crianza y una exposición variable a humanos. Algunos chimpancés experimentan un desarrollo con crianza materna y miembros de su misma especie, mientras que otros reciben una crianza menos típica, incluyendo poca o ninguna interacción con la madre y altos niveles de exposición a humanos a temprana edad.

Captive-central-chimpanzee-begging-for-food-

Chimpancé en cautividad (Crédito: Ian Redmond – Arkive License)

En un reciente estudio realizado en chimpancés cautivos, publicado por Jacobson y colaboradores (2017), descubrieron que las diferencias sociales experimentadas durante la infancia se reflejan fisiológicamente en diferencias en los niveles de cortisol en la edad adulta, una de las hormonas responsables del estrés. Se ha observado que una mayor exposición a humanos a lo largo de la vida de los chimpancés se asoció con concentraciones de cortisol más altas que aquellos que se habían relacionado con conespecíficos durante su vida.

Dos estudios previos (Freeman & Ross 2014 y Freeman, Ross & Weiss 2016) sobre esta población muestran que los chimpancés con altos niveles de exposición humana tienden a caracterizarse por un comportamiento prosocial más bajo y personalidades menos extrovertidas, por lo que este último estudio nos aporta información sobre las diferentes personalidades de los individuos y de qué manera el estrés puede repercutir sobre ellas.

Estas investigaciones sugieren que las experiencias tempranas atípicas y las experiencias posteriores caracterizadas por altos grados de interacción con humanos provocan déficits sociales a largo plazo en chimpancés, y que su efecto es observable mediante medidas fisiológicas utilizadas para evaluar el bienestar de los animales en cautividad, en este caso mediante los niveles de cortisol. Con estos resultados se refuerza la idea de la importancia de los entornos sociales en la vida temprana. Además, son un punto de partida para elaborar medidas destinadas a un mejor manejo en condiciones de cautividad, teniendo presente el pasado del individuo y seleccionando así grupos sociales que puedan favorecer su bienestar en función de su personalidad.

 

 

Referencias:

Jacobson SL, Freeman HD, Santymire RM & Ross SR (2017). Atypical experiences of captive chimpanzees (Pan troglodytes) are associated with higher hair cortisol concentrations as adults, Royal Society Open Science, 4, 12.

Freeman HD, Ross SR (2014). The impact of atypical early histories on pet or performer chimpanzees. PeerJ, 2, 579.

Freeman HD, Weiss A, Ross SR (2016). Atypical early histories predict lower extraversion in captive chimpanzees. Developmental Psychobiology, 58, 519-527.

Tracy A. Bedrosian, Carolina Quayle, Nicole Novaresi, Fred. H. Gage (2018). Early life experience drives structural variation of neural genomes in mice, Science, 359, 1359- 1399.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s