El precio de ser “mono”

¿Quién no querría tener un adorable loris lento en su casa después de ver un video de los que corren por la red? No es de extrañar que al ver estos animales con un aspecto tan pacífico ante las cámaras y una mirada tan entrañable, querramos comprar uno. Pero, ¿os habéis preguntado qué hay detrás de estos videos?