El tamaño sí importa

En la mayoría de los casos, los espacios que podemos ofrecerles en cautividad, nunca serán comparables con los que disponen en la selva. En Estados Unidos, a modo de ejemplo, las instalaciones donde se alojan los chimpancés suelen medir entre el 0.1 y el 0.0035 % de su área de actividad natural, que sería aproximadamente de unos 20 km².

Conoce a un primatólogo: Volker Sommer

Hoy conocemos a Volker Sommer, profesor de Antropología Evolutiva en la University College London (UCL), miembro del Grupo Especialista de Primates de la IUCN y del Consejo Científico de la Giodano­- Bruno-Foundation.

Tamaño de instalaciones, senderismo y grandes simios

Los grandes simios – chimpancés Pan troglodytes, bonobos Pan paniscus, gorilas Gorillas sp. y orangutanes Pongo sp.- son un grupo de animales poco numeroso pero que presentan grandes diferencias a distintos niveles. Estas diferencias las podemos encontrar en el hábitat que ocupan, que condiciona en gran medida su tipo de alimentación: los gorilas son principalmente folívoros, mientras que los orangutanes, chimpancés y bonobos se alimentan de frutas, insectos e incluso llegan a cazar algún pequeño primate.

Aprendizaje, ¿imitador o emulador?

El aprendizaje también se presenta de distintas maneras, podemos distinguir el aprendizaje individual y el social. El primero, como su nombre indica, solo incluye un actor, el propio sujeto agente; el segundo necesita, al menos, dos sujetos, ya que se produce una transmisión de información de un sujeto a otro, de un cerebro a otro.

Coprofagia: ¿Una tradición chimpancé?

La coprofagia, la ingesta deliberada de heces, es un comportamiento bastante extendido en los chimpancés cautivos, tradicionalmente se ha tratado como una conducta anormal y como un indicador de un bienestar empobrecido relacionado con el aburrimiento y con pocas oportunidades para desarrollar conductas naturales relacionadas con la alimentación.