Haz sonar tus labios si tienes buenas intenciones

Muchas especies de primates utilizan el lip-smacking ―o golpeteo de labios― durante acercamientos amistosos, saludos cara a cara o interacciones madre-hijo, todas ellas actividades que implican una elevada proximidad física entre los individuos.